Luz del sol

La razón por la cual la luz es tan importante es porque ayuda a establecer nuestro ritmo circadiano —o reloj corporal— a través de sensores de luz especializados dentro del ojo.

El ciclo de sueño y vigilia es uno de los comportamientos humanos más importantes. A tal grado, que pasamos una tercera parte de nuestras vidas durmiendo y no podríamos sobrevivir sin dormir.

Durante el sueño, nuestro cerebro almacena y procesa información. El cuerpo elimina toxinas y se repara, permitiéndonos así funcionar correctamente cuando estamos despiertos.

Incluso la falta de sueño durante periodos cortos afecta significativamente nuestro bienestar.

La mayoría de las personas dejan de funcionar bien con tan solo una noche sin dormir.

La mayoría de nosotros empezamos a dejar de funcionar bien con tan solo una noche sin dormir. Y después de tres noches (sin dormir) funcionamos muy por debajo de los niveles normales.  

Debido al trabajo y a la escuela, las personas cada vez pasan más tiempo privadas de luz.

Un estudio sugirió que, después de 17 a 19 horas de permanecer despierto, el desempeño en tareas cognitivas puede ser similar a haber ingerido demasiado alcohol. Y los efectos empeoran con el tiempo.

El periodo más largo sin dormir que se haya documentado es de 11 días, lo cual provocó serios cambios cognitivos y de comportamiento, así como problemas de concentración, memoria a corto plazo, paranoia y alucinaciones.

Los estudiantes pueden ver especialmente afectado su reloj interno debido a sus horarios.

Si bien los científicos comprenden bien desde hace tiempo la importancia de dormir lo suficiente, a veces se puede pasar por alto el rol fundamental que desempeña la exposición a la luz.

Más información en BBC

Compartir

Comentarios