Hospital Padilla

Hallaron el objeto con que fue atacada.

La víctima se encuentra internada en el hospital Padilla con medicación y sin respirador artificial.

“Mi tía fue salvajemente golpeada por este tipo, y lo peor de todo fue que un comisario retirado lo había ayudado a viajar desde Salta para que la encontrara”, relató Victoria, una de las sobrinas de la mujer que fue atacada por su ex marido en un departamento de Bernabé Aráoz al 100, en la capital, el martes pasado.

Según Victoria, la mujer agredida se encuentra internada en el hospital Padilla con medicación y sin respirador artificial. “Salió de coma el domingo. Ahora los médicos le preguntan cosas y ella reacciona moviendo las manos. Es una buena señal. Está evolucionando”, expresó emocionada.

La víctima es empleada de un call center y tuvo tres hijos con su agresor. El martes, ella había quedado sola en su departamento luego de dejar a dos de sus chicos en el colegio. “Nosotros creímos que alguien del edificio lo había hecho pasar, pero ahora descubrimos él ya tenía un juego de llaves”, remarcó la sobrina.

El atacante ingresó al departamento y atacó a la mujer, al parecer, con la cabeza de una maza de albañil. Ello le provocó graves heridas en todo el rostro y la cabeza. “Mi hermana estaba toda hinchada. Se ve que se ensañó con su rostro, porque no había lugar donde no estuviese golpeada. Ese tipo siempre fue un violento, aunque jamás había llegado a tanto. Esto fue extremo”, había dicho una de las hermanas de la víctima a La Gaceta.

Al escuchar los gritos de la mujer, los vecinos salieron al pasillo y quisieron entrar para auxiliarla. “Una vecina gritó y quiso empujar la puerta para ayudar a mi tía, pero este tipo trabó la entrada con el mismo cuerpo”, relató Victoria.

La Policía recibió un llamado de los vecinos y detuvo al agresor. “Es de terror. Se reía como satisfecho de haber terminado un trabajo”, dijo la chica.

La mujer fue trasladada al hospital Padilla y quedó internada. El domingo, según confirmó su familia, salió del estado de coma y permanecía en terapia intensiva.

Los investigadores fueron a la propiedad de la mujer el sábado por la tarde para hacer un nuevo allanamiento, medida ordenada por la Justicia. En una primera revisión, no habían encontrado ningún elemento que podría haber sido utilizado en la agresión. Posteriormente, los familiares de la mujer, según relató Victoria, se dieron con que había una cabeza de la maza de albañil detrás de un mueble, envuelta en un trapo lleno de sangre. Lo encontraron mientras limpiaban la vivienda. “Necesitábamos ir al departamento a sacar ropa para los chicos y encontramos eso. Creemos que él (refiriéndose al atacante) le puso un trapo a la maza para poder agarrarla mejor y así pegar con mayor facilidad. Además, encontramos un juego de llaves nuevo”, agregó la joven.

El atacante habría premeditado el violento ataque, según opinó la familia. “También dejó un bolso con papeles que lo comprometen y lo vinculan con un comisario retirado de la provincia de Salta”, manifestó la sobrina.

Los familiares de la mujer dijeron que ayer presentaron ante la Fiscalía todos los papeles hallados. “El ex marido de mi tía tiene contactos en la policía (salteña) y el comisario retirado lo habría ayudado para que él pudiese salir de Salta y venir a Tucumán a buscarla. Mi tía durante muchos años lo denunció por violencia y tenía prohibido conducir. Este comisario hasta le prestaba el auto”, agregó Victoria.

Compartir

Comentarios