Derechos adquiridos

Amas de casa en guardia por su jubilación

Este jueves brindarán una conferencia de prensa para informar sobre el vencimiento de la ley y los pasos a seguir a partir del pedido de prórroga que hará la senadora Beatriz Mirkin.


Graciela Neme, titular del Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina, manifestó su preocupación por la quita de jubilación a las mujeres del sector.  

"Esta jubilación pudo concretarse a partir de 2006 con una moratoria que implementó el presidente Néstor kirchner y permitió que las amas de casa que no habían aportado, pero que trabajaron toda su vida, pudieran entrar a esa moratoria y permitió a partir de ahí acceder a ese beneficio. La ley se vence el 23 de julio de este año, lo que quiere decir que las amas de casa ya no van a poder seguir jubilándose", explicó.

En el marco de lo que se ha dado en llamar la Campaña en Defensa de la Jubilación de las Amas de Casa, el sindicato convocó a una conferencia de prensa en la que presentarán los proyectos sobre jubilación de amas de casas.

Lo hacen al considerar que la misma se encuentra “amenazada” por el Gobierno nacional.

El proyecto pertenece a la senadora Beatriz Mirkin, y se denomina Prórroga de la Moratoria Previsional y Creación de un Régimen de Jubilación de Amas de Casa. 

"La senadora Beatriz Mirkin presentó en el Senado un pedido de prórroga de esta fecha para una ampliación por un año y además presentó una nueva ley de jubilación para las amas de casa. Mañana en nuestra sede vamos a brindar una conferencia de prensa con Marieta Urueña Russo que es secretaria gremial del Sitraju y con un grupo de mujeres sindicalistas", informó.   

A partir del 23 de julio del corriente año muchas continuarán por fuera del sistema. El Gobierno de Cambiemos decidió no prorrogar la política y asegurarse la fecha de finalización en vigencia de la propia normativa. Así, las personas que cumplan más de 60 años después de ese día y que no cuenten con los años de aportes correspondientes no podrán iniciar los trámites para acceder a una jubilación por moratoria.

Con la aplicación de las leyes 24.476 (modificada en 2005) y Ley 26.970 (de 2014), el aluvión de inscripciones femeninas al sistema de Seguridad Social fue disruptivo ya que según datos del Centro de Economía Política Argentina ( CEPA), del 2003 al 2016, casi 1.800.000 mujeres se incorporaron a la pensión no contributiva, más del 80% del total de los y las que accedieron al beneficio previsional. En 2016 se eliminó la posibilidad para los hombres y se le dio continuidad para las mujeres.

El fin de la moratoria no hace más que agrandar brechas y recrudecer la vulnerabilidad de las mujeres ya que la relación con el mercado de trabajo es directa y en el caso local, como en muchos otros países de América Latina, el terreno es desigual porque la población femenina es la más precarizada. 

Compartir

Comentarios