Vejez ósea

La senescencia se asocia con una amplia gama de enfermedades que se producen principalmente en la vejez

El medicamento para abordar una condición artrítica intratable se encuentra en ensayos humanos en etapa avanzada y promete no sólo prolongar la vida, sino permitir que las personas mayores lleven una vida más saludable.

Se espera que los resultados finales de los últimos ensayos vean la luz en las próximas semanas, pero lo cierto es que una nueva droga inyectable, que ayudaría a regenerar el cartílago de la rodilla en personas con osteoartritis sería aprobado en breve en los EEUU.

Nathaniel "Ned" David es el hombre que busca la fórmula de la juventud y persigue su objetivo a través de su iniciativa, Unity Biotechnology, una empresa de biotecnología que desarrolla medicamentos dirigidos a las células senescentes (aquellas que perdieron su capacidad para dividirse y contribuyen al envejecimiento).

El medicamento para la osteoartritis que Unity Biotechnology comenzó a probar en humanos el otoño pasado busca mucho más que hacer crecer cartílago en rodillas dañadas. Los investigadores aseguran que "es el primer paso para hacernos sentir jóvenes de nuevo".

"El envejecimiento no es un fenómeno rígido e inflexible -dijo el bioquímico formado en Harvard y en la Universidad de California en Berkeley-. La naturaleza creó mandos de control que utiliza y gira para cambiar la vida útil de diferentes organismos. Finalmente, como científicos, estamos aprendiendo cómo identificar algunas de estas perillas y realmente convertirlas en una estrategia terapéutica".

  •  La osteoartritis de la rodilla es una condición dolorosa en la cual el cartílago entre los huesos se desgasta

David, de 51 años, explicó de ese modo la ciencia detrás de UBX0101, la droga que su compañía tiene en los últimos ensayos clínicos de Fase I para tratar la condición artrítica intratable, que afecta a 14 millones de norteamericanos. Se espera que los primeros resultados sean publicados en las próximas semanas.

La ambición de David es establecer un nuevo campo científico al que llama medicina senolítica. Los senolíticos son pequeñas moléculas que pueden inducir selectivamente la muerte de las células que entraron en un estado conocido como senescencia: ya no se dividen y en su lugar desencadenan una inflamación crónica de bajo nivel que es perjudicial para las células circundantes. La senescencia se asocia con una amplia gama de enfermedades que se producen principalmente en la vejez, como enfermedades cardíacas, glaucoma, accidentes cerebrovasculares y artritis. La purga del cuerpo de estas células "zombis", cree David, podría deshacer los estragos del paso del tiempo.

Más información en Infobae

Compartir

Comentarios