Mona Jiménez

La Mona Jiménez en una de sus últimas presentaciones en el Monumental Sargento Cabral. (Instagram)

El cantante descubrió que una persona del público le había sustraído el celular a uno de sus bailarines, y exigió la devolución.

Carlos La Mona Jiménez daba un recital a todo cuarteto en el estadio Sargento Cabral, de la ciudad de Córdoba. Pero por un hecho delicitivo frenó la música y se dirigió al público con gruesas palabras: "Somos todos humildes, hijos de puta", exclamó furioso.

El problema fue que alguien del público le había robado el celular a uno de sus bailarines. En ese momento, La Mona paró el show y se dirigió a los miles de asistentes.  

“Acá la gente viene a divertirse… somos todos humildes, hijos de puta“, dijo el cordobés y exigió la inmediata devolución del teléfono.

"Si alguien lo encuentra en el suelo o lo tiene en la mano y dice 'acá lo encontré', me lo trae porque está todo bien. Al amigo se le ha caído el celular, el que lo encuentra me lo trae y se lo devuelvo", señaló más tranquilo.

La situación quedó grabada y se volvió viral en las redes.

Compartir

Comentarios