Indignación en Brasil por niños huérfanos exhibidos en un desfile para que los adopten

Niños desfilan para ser adoptados: Brasil y la pasarela de la discordia

La Orden de los Abogados de ese país organizó la acción para atraer a eventuales padres adoptivos pero desató una lluvia de críticas en el país.

Un desfile de niños huérfanos -simulando una pasarela de modas- en un shopping de Cuiabá, estado de Mato Grosso, para atraer a familias que puedan adoptarlos generó una polémica en Brasil sobre la exposición de los menores en situación de riesgo afectivo y psicológico.

Se trata del evento "Adopción en la Pasarela" donde por segundo año consecutivo se pone a desfilar a niños en adopción al lado de una platea de "pretendientes" inscriptos en el proceso para adoptar hijos.

"Es una noche para que los pretendientes y personas aptas para adoptar puedan conocer a los niños, que también tienen un día diferente, con producción de ropa y maquillaje para el desfile", dijo la presidenta de la Comisión de Infancia y de la Orden de Abogados de Brasil de Mato Grosso, Tatiane Ramalho.

Imágenes con los niños desfilando en una pasarela de moda en el Shopping Pantanal, de Cuiabá, fueron diseminadas en la televisión y redes sociales de Brasil, lo cual abrió la polémica sobre la exposición de los niños, de 4 a 17 años en adopción.

"¡Qué es eso, por favor!", se indignó por las redes sociales la diputada Luiza Erundina, ex alcaldesa de San Pablo.

En el mismo sentido se expresó el ex candidato presidencial del Partido Socialismo y Libertad Guilherme Boulos: "Esta pasarela de la adopción es una perversión increíble. Los efectos psicológicos de la exposición, expectativa y frustración de los niños puede ser devastador, si bien la intención fue otra".

"Lo que parece este desfile es una antigua feria de esclavos, donde los señores veían los dientes de los africanos para negociar el precio", fustigó el abogado criminalista Eduardo Mahlon, uno de los más reconocidos de Mato Grosso, mayor estado productor de soja ubicado en el centro oeste de Brasil.

Compartir

Comentarios