Venta de autos

En las concesionarias se sintió con fuerza la recesión de la economía salteña en lo que va del año. Archivo

EL sector mostró cifras negativas entre enero y marzo de este año.Otros rubros, como la construcción, empiezan a mostrar síntomas de reactivación.

Los tres primeros meses del año fueron prácticamente una continuidad de lo que fue un olvidable 2018 en materia económica para Salta y el NOA, en consonancia con la severa crisis económica que atraviesa el país. Casi todos los sectores que movilizan la economía en la provincia tuvieron resultados negativos en el primer trimestre, de acuerdo al informe de coyuntura elaborado por el economista jefe del Ieral (Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana) NOA de la Fundación Mediterránea, Lucas Dapena.

En este marco, la venta de autos encabezó con el 57,2% la caída de los índices de actividad, seguido por la menor venta de cemento a granel (consecuencia del freno de la obra pública). Tampoco fueron buenos los resultados de los tres primeros meses en el mercado inmobiliario, patentamiento de motos y venta en supermercados, que siguieron mostrando los efectos de la crisis, con cifras negativas en la comparación interanual. De la misma manera, el mercado laboral mantuvo altos niveles de desempleo y de informalidad.

En contraposición, el turismo receptivo tuvo un leve crecimiento, impulsado por la devaluación de los últimos meses y se experimentó un sensible aumento en los pedidos de permisos de edificación, lo que puede marcar el inicio de un despegue de la construcción.

En su editorial, Dapena explica que "luego de un 2018 turbulento caracterizado por las elevadas tasas de interés e inflación y escasas expectativas de recuperación del sector real, los datos del primer trimestre del 2019 no muestran resultados alentadores y a los cuales se le debe adicionar la incertidumbre que atraviesan los mercados por el año electoral".

                          "A nivel regional -agrega-, los datos analizados para los sectores de la construcción y automotor cerraron el                                 trimestre con caídas significativas en los niveles de consumo efectuados por la población".

Advirtió que "Salta inició el período 2019 como una de las provincias del NOA más afectadas por la coyuntura que atraviesa el país. El mismo se puede ver reflejado con la caída superior al 50% en el número de patentamiento de autos, la disminución de más del 15% de ventas en supermercado (en términos reales), el incremento superior a 12 puntos porcentuales de personas pobres y, con una tasa del 29,3%, se ubica como la provincia con más hogares pobres de la región".

Por último, indicó que "el Índice Compuesto Coincidente de Actividad Económica de Salta (ICCASal) permite visualizar resumidamente el complejo escenario por el que atraviesa la provincia, marcando una tendencia de aceleración en la caída de actividad para el primer trimestre del 2019".

Según los números del informe, en el mercado inmobiliario de Salta el volumen de transacciones analizadas de compra y venta de propiedades ascendió a 1.131 operaciones, lo cual significó un aumento de 0,8%, en el primer trimestre del año con respecto al mismo período del 2018. Por otra parte, se produjo un crecimiento del 24% en el monto promedio por transacción nominal y una caída del 26% en el monto real en relación al año previo.

En la misma línea, el consumo de cemento en el mismo período reveló una contracción con respecto al año 2018 en todas las provincias del NOA. En Salta, en tanto, se observó una caída del 18,9% en el consumo total de cemento, demandando 77 mil toneladas en el 2018 y 63 mil en el 2019. El consumo en bolsas, que marca la actividad privada, cayó un 21,6%, y el consumo a granel, que da un parámetro de la obra pública, un 32,6% en toda la región del NOA.

Por otra parte, durante los tres primeros meses del año las ventas de autos se contrajeron en el NOA un 54,2% y las ventas de motos un 49,9% respecto al acumulado del primer trimestre del año anterior. En Salta, tanto las ventas de vehículos como las de motos disminuyeron en comparación con el 2018.

Además, las ventas en los supermercados correspondientes al acumulado del primer bimestre de 2019 sumaron $1.598.157 (en términos nominales).

La cifra implica un aumento de 29,5% con respecto al acumulado en 2018. Las ventas totales en términos de precios constantes para el 2019 sumaron $207.821, mientras que para el 2018 las ventas ascendieron a $247.240, es decir que entre un período y otro se produjo una caída del 15,9% en términos reales. Por su parte, las ventas por boca de expendio a valores nominales muestran un aumento de 23% y una disminución en términos reales de 20,2%.


Con el fin de tener un análisis del mercado de trabajo se consideran cuatro de los indicadores más importantes: tasa de actividad, empleo, desocupación e informalidad laboral de los asalariados. La tasa de actividad registrada en Salta fue superior a la del NOA y Argentina, el mismo comportamiento se observó en la tasa de empleo. En este contexto, Salta finalizó el año 2018 con una tasa de actividad del 47,8% y una tasa de empleo del 43,6%. En relación a la tasa de desocupación, Salta se ubicó por encima del NOA, pero por debajo del total de aglomerados (1,7 puntos y 0,2 punto porcentual respectivamente). Por último, la tasa de informalidad laboral de Salta fue superior al promedio del NOA (4,2 puntos porcentuales) y muy por encima del promedio nacional (11,2 puntos porcentuales).

Más infpormación en El Tribuno

Compartir

Comentarios