Fue en el marco de los fetsejos por el 25 de mayo. Estuvo acompañado por Juliana Awada, miembros del gabinete y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.


 El presidente Mauricio Macri participó este sábado del tradicional Tedeum en la catedral metropolitana, por un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo, y en horas del mediodía compartió un locro en la residencia de Olivos con funcionarios y otros invitados.

El jefe de Estado estuvo presente desde las 10 en la celebración de acción de gracias que presidió el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli.

Macri fue acompañado por la primera dama Juliana Awada, miembros del gabinete nacional y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Antes del Tedeum, recibió en la Casa de Gobierno el saludo de los integrantes del gabinete nacional, los titulares de las Fuerzas Armadas y de Seguridad y otras autoridades.

Homilía

Mario Poli pidió este sábado “ir a un gran pacto nacional” durante el Tedeum en la catedral metropolitana, con Mauricio Macri y funcionarios del gobierno presentes.

El cardenal dijo que “cada cita electoral es una oportunidad para volver a las fuentes y a los puntos de referencia que incitan a la justicia y el derecho, y estamos convencidos de que la buena política está al servicio de la paz, que respeta y promueve los derechos humanos fundamentales, que son deberes recíprocos”.

En ese sentido, solicitó “ir a un gran pacto nacional dejando de lado los intereses sectoriales, con una propuesta superadora de todo partidismo y fracción con la conciencia de que la unidad prevalece sobre el conflicto, y que la realidad es más importante que la idea".

Poli llamó a este acuerdo "un gran pacto de honor jerarquizando la política con justicia paz y trabajo", que busque el encuentro "como hermanos en la tarea de reconstruir la nación", para que "la esperanza sea objetiva".

Tedeum: el cardenal Poli pidió ir a un gran pacto nacional

Pidió a los principales referentes políticos que formen parte de este gran pacto nacional, donde "todos son más que las partes", y se promueva "la cultura del encuentro, con inteligencia, creatividad e imaginación", que "acentúe la coincidencia por encima de la diferencia".

En su homilía, Poli recordó que "el poder sólo tiene sentido si está al servicio del bien común", y que "el verdadero poder es el servicio a los demás", porque de lo contrario genera "opresión, marginación e, incluso, destrucción", de cara a las elecciones que tendrán lugar en octubre.

 

Fuente: Diario Popular

Compartir

Comentarios