Activistas afines al Gobierno de Nicolás Maduro permanecieron varias semanas en la embajada.

Carlos Vecchio es el delegado venezolano impuesto por Juan Guaidó, reconocido presidente por el gobierno de Donald Trump. Activistas abandonaron la misión diplomática.

Carlos Vecchio, el delegado del líder opositor Juan Guaidó, reconocido por EE.UU. como presidente interino de Venezuela, asumió este viernes el control de la Embajada venezolana en Washington, donde permanecieron varias semanas activistas afines al Gobierno de Nicolás Maduro, y anunció el "cese de la usurpación".

"Viva Venezuela libre desde nuestra Embajada. Se acerca el final de la dictadura. El cambio ya llegó", escribió Vecchio en su cuenta de Twitter, mensaje que acompañó de un video en el que izaba la bandera de su país.

Fuente: EFE.

Compartir

Comentarios