Valencia

Valencia campeón de la Copa del Rey. (AP)

Los catalanes, que vienen de adjudicarse La Liga, cayeron por 2-1 ante el conjunto "Che".

El Barcelona comenzó dominando el partido a puro toque. Sin embargo, la tenencia de balón le jugó una mala pasada a los cinco minutos, después de que Clement Lenglet intentó despejar la pelota hacia el medio en la línea de fondo. Un despeje que quedó en los pies del delantero del Valencia Rodrigo, que eludió a Ter Stegen y su disparo fue tapado por Gerard Piqué en la línea.

Los errores y la poca profundidad en ataque le costaron caro al conjunto azulgrana, que a los 20 minutos sufrió el primer gol del partido con un fuerte disparo de Kevin Gameiro a metros del punto de penal. Un tiro recto que no vio respuesta alguna del holandés Jasper Cilliesen.

Tras la apertura del marcador, los dirigidos por Ernesto Valverde intentaron adelantar sus líneas y llegar más rápido al arco del equipo "Ché", una decisión que supo aprovechar el rival para ampliar la diferencia con un desborde por la banda izquierda de Soler y un cabezazo sin marca de Rodrigo.

Con dos cambios desde el inicio del complemento (Arturo Vidal por Arthur y Malcom por Semedo) el Barcelona salió al complemento con más decisión. A los 56 minutos los culé tuvieron la oportunidad de marcar el descuento en una jugada entre el brasileño y Messi que terminó estampándose en el palo derecho de Jaume Domenech.

El conjunto azulgrana insistió y presionó con la intensión de marcar el descuento pero la defensa sólida que propuso Marcelino le dificultó las llegadas. Gerard Piqué, situado en la posición de nueve tuvo una nueva oportunidad para el Barcelona a los 70 con un disparo muy cerca del punto de penal que se fue a centímetros del palo izquierdo del arquero valenciano.

La presión del cuadro culé se hizo efectiva y tras la jugada del defensor llegó el gol desde un tiro de esquina. El rebote que dio Domenech le cayó en los pies a Lionel Messi que disparó con el arco vacío para el 2-1.

Los últimos cinco minutos estuvieron cargados de emoción. El Barcelona intentó pero no pudo ante la sólida defensa que propuso el Valencia durante todo el partido. El equipo azulgrana cerró una temporada difícil de digerir con dos derrotas que hicieron mella en el equipo.

Compartir

Comentarios