Lisandro López le dio a Boca, el pase a la final de la Copa de la Superliga.

En La Bombonera, el conjunto Xeneize se impuso por 1 a 0 con el gol de Lisandro López y se metió en la final del torneo. Se define el campeón en Córdoba, dentro de siete días.

Boca llegó a la final de la Copa de la Superliga: venció 1-0 a Argentinos Juniors en la Bombonera, con gol de Lisandro López, de cabeza. El domingo 2 de junio, desde las 18.45 en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, buscará ante el sorprendente Tigre el segundo título de la era Gustavo Alfaro (el primero, la Supercopa Argentina que logró ante Rosario Central por penales).

Argentinos le planteó serie resistencia al ganador. Fue superior en varios tramos del partido, con un juego dinámico y ambicioso. Pero Boca impuso su potencial y, como boxeador avezado, golpeó en el momento preciso, cuando el visitante todavía estaba acomodándose tras la expulsión de Romero.

El "Bicho" sorprendió al "Xeneize" en el inicio. Con un juego dinámico, basado en la posición de sus mediocampistas centrales (Romero y Moyano) y en la búsqueda por las bandas, incomodó al dueño de casa y generó peligro con desbordes o centros cruzados. A los 6 minutos, a Sandoval le quedó la pelota servida en el área chica, pero no logró impactarla. A los 7 Hauche cabeceó por encima del travesaño una chance propicia.

Con el correr de los minutos, Boca pudo superar la asfixia de la visita en un par de oportunidades. Primero, Benedetto habilitó a Pavón, al que el control le quedó largo y el arquero Chaves lo anticipó. Luego, el cordobés llegó al fondo y envió el centro, que volvió a capturar el guardameta. Pero el conjunto de Gustavo Alfaro continuó mostrando deficiencias en el armado, ante la ausencia del lesionado Emanuel Reynoso. En las transiciones rápidas y en los arrestos individuales estuvo su fortaleza.

Sobre el epílogo de la primera etapa llegaron las emociones en continuado. Boca lo tuvo dos veces: Chaves tapó el cabezazo de Nandez y Benedetto, tras un increíble blooper de Quintana y Torren (chocaron entre sí y dejaron mano a mano al "Pipa"), dilapidó un mano a mano. El elenco de La Paternal falló en un cabezazo de Alexis Mac Allister y en una jugada en la que Spinelli quedó cara a cara con Andrada, pero decidió ceder para Batallini quien, forzado, remató afuera.

El segundo tiempo comenzó con un desarrollo similar al del primero. A los 3 minutos, por caso, Batallini volvió a provocar la intervención de Andrada, luego de otra floja salida del dueño de casa. Pero a los 7, el árbitro Facundo Tello expulsó (correctamente) a Matías Romero por doble amarilla. Los de Dabove ya habían perdido por lesión a Moyano. Y, casi inmediatamente, Boca golpeó. A los 10, Mauro Zárate envió un centro venenoso y Lisandro López, de cabeza, marcó el 1-0.

Sin embargo, sin fútbol, pero con empuje y voluntad a pesar de la inferioridad numérica, Argentinos fue obligando a que Boca se refugiara en su campo. El local logró salir en un par de oportunidades, con las corridas del ingresado Villa. Incluso pudo ampliar el marcador mediante una arremetida de Benedetto. Pero Marcone vio la roja por un planchazo y el "Bicho" hizo más pronunciado el asedio.

A los 34 minutos, un cabezazo de Sandoval encontró bien ubicado a Andrada e hizo sonarle la alarma a Alfaro, que priorizó el equilibrio: entró Campuzano por Zárate para recomponer el medio.

El equipo de Gustavo Alfaro está obligado a la victoria si quiere asegurar su presencia en la final del domingo 2 de junio en Córdoba sin pasar por el nerviosismo de los penales, que ya atravesó para eliminar a Vélez Sarsfield en la instancia anterior.

(Télam)

Argentinos Juniors, en cambio, tiene dos resultados posibles: el triunfo y cualquier empate con goles, que le daría ventaja deportiva por convertir de visitante. Una nueva igualdad sin tantos llevará la definición a tiros desde los doce pasos.

Boca persigue el objetivo de culminar el semestre con un nuevo título, el segundo de la era Alfaro, que ya tuvo su bautismo de gloria con la conquista de la Supercopa Argentina frente a Rosario Central, también por penales, en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

El equipo "xeneize" quedó como candidato natural a la coronación después de la salida de los otros cuatro grandes, en especial de River y Racing, campeón sudamericano y argentino, respectivamente.

El primer finalista de la Copa de la Superliga fue Tigre, que derrotó con un global por 6 a 0 a Atlético Tucumán (5-0 en Victoria y 1-0 en el Jardín de la República).

Argentinos Juniors, verdugo de Independiente y San Lorenzo en esta copa, llega con el ánimo muy alto después de su agónica victoria ante Deportes Tolima de Colombia (1-0), el jueves pasado en La Paternal, por la segunda ronda de la Copa Sudamericana.

En ese encuentro, el entrenador Diego Dabove reservó a la mayoría de los titulares pero perdió una opción valiosa en la defensa porque Jonathan Galván sufrió la rotura del tendón de Aquiles izquierdo.

La intención de Dabove es repetir la formación del partido de ida, que a lo sumo tendrán un cambio (el paraguayo Raúl Bobadilla por el uruguayo Leandro Paiva en ofensiva).

Síntesis:

Boca Juniors: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Carlos Izquierdoz, Lisandro López, Emmanuel Mas; Nahitan Nandez, Iván Marcone; Cristian Pavón, Carlos Tevez, Mauro Zárate; y Darío Benedetto.
DT: Gustavo Alfaro.

Argentinos Juniors: Lucas Chaves; Jonathan Sandoval, Miguel Torren, Carlos Quintana, Elías Gómez; Matías Romero, Franco Moyano; Damián Batallini, Alexis Mac Allister, Gabriel Hauche; y Claudio Spinelli.
DT: Diego Dabove.

Gol: Segundo Tiempo: 10', López (B).

Expulsados: Segundo Tiempo: 7', M. Romero (Arg); 31', I. Marcone (B).

Compartir

Comentarios