Vasijas descubiertas en Tafí Viejo

Los especialistas analizaron el material encontrado en una zona cercana al balneario taficeño.

Según los análisis, el material hallado en una vivienda ubicada en La Toma, tiene unos tres mil años y encierra una asombrosa historia.

El viernes pasado se presentaron en la Hostería Municipal Atahualpa Yupanqui, en Tafí Viejo, los resultados de la investigación realizada por científicos sobre una serie de vasijas halladas en una vivienda ubicada en La Toma, el balneario taficeño. Según los análisis, el material recuperado mientras los dueños de una vivienda se disponían a construir un baño tiene unos tres mil años y encierra una asombrosa historia. 

El año pasado rescataron seis vasijas en Tafí Viejo y diversos estudios científicos revelaron que las mismas tienen aproximadamente tres mil años de antigüedad. Los trabajos de investigación que implicaron la georreferenciación del sitio, limpieza del sector y de los perfiles, recuperación metódica de los restos descubiertos, rotulación de las piezas y acondicionamiento para prevenir futuras roturas estuvo a cargo de Osvaldo Díaz, María José Barazzutti, Guillermo Ortiz y Soledad Marcos, profesionales del Instituto de Arqueología y Museo de la Dirección de Patrimonio, como también del Instituto Superior de Estudios Sociales (ISES, CONICET-UNT).

Las artesanías, además,  pertenecen a la cultura estilo “candelaria” y fueron utilizadas en rituales. Ortíz, uno de los arqueólogos que participaron en la investigación, señaló que una de las vasijas sirvió en un ritual de iniciación, "del paso de niña a mujer". En este tipo de ritual, explicó el científico, muchas veces se consumían bebidas alcohólicas, alucinógenos y contaban con la guía de un chamán. En ese sentido, recordó que en 2017, mientras se realizaban obras en la avenida principal de Tafí Viejo, se encontraron los restos de un chamán. 

"En la vasija más interesante se pueden ver rasgos femeninos como los pechos, la panza, que da la sensación de embarazo, y de una transformación de mujer-ave", describió Ortíz, que también destacó que "algunas de estas vasijas servían para el traslado de agua para bebidas fermentadas. En una de ellas encontramos almidones que por cambio enzimático, hace pensar que estaban fermentando bebida alcohólica". 

Asimismo, señaló que en algunas piezas se observa a la mujer "transportar el cántaro de agua, con una cuerda que le permitía tener las manos libres para llevar diferentes cosas”. "Con este hallazgo estamos interpretando la antigüedad de los taficeños, su identidad", comentó el arqueólogo. "Es la primera vez que trabajamos con una pieza de estas características", continuó. Además, destacó que es importante que los descubrimientos se se exhiban al público en la hostería.

Lorena Cohen, del  ISES-CONICET,  señaló que se realizaron asignaciones estilísticas a través de comparaciones de las piezas con ayuda del patrominio de la institución. "Hicimos un raspado para analizar micropiezas que solo pueden observarse a través de microscopio. Procesamos el interior y determinamos que la pieza pertenece a la cultura Candelaria", agregó.

"Las piezas tienen presencia de rasgos humanos y de aves. En particular, en una de ellas está representadas ambas cosas. Lo interesante es que hasta este momento no habíamos encontrado restos que tengan las dos figuras juntas y existen muchos relatos, sobre todo en el área chaqueña, donde la mujer se transforma en ave. Es decir que esta pieza tiene que ver con un ritual sagrado. Creemos que sería el paso de una edad a otra, la transformación de la mujer ave", precisó.

Por su parte, Díaz, del área de Arqueología de Patrimonio de la Provincia, aseguró que la pieza será exhibida en la Hostería Atahualpa Yupanqui. “A través de la ley 7.500 buscamos que el patrimonio vuelva al lugar y contribuya como información histórica para los pobladores” y mencionó que desde Patrimonio se brindará la custodia al municipio, es decir que será parte de la colección arqueológica que tiene la hostería.

Fuente: El Tucumano

Compartir

Comentarios