Elecciones en Europa

En foto: simpatizantes de Reagrupamiento Nacional en París. En vídeo: declaraciones de Karel Lannoo, el CEO del Centro de Estudios de Política Europea. BERTRAND GUAY AFP

La proyección de escaños publicada por el Parlamento apunta a que el Partido Popular Europeo y los socialistas pierdan la mayoría absoluta que sumaban desde hace 40 años.

La UE ha resistido el asalto de las fuerzas ultraderechistas y eurófobas gracias al auge de liberales y verdes en las elecciones al Parlamento Europeo de este domingo.

El Partido Popular Europeo, vencedor de los comicios, y los socialistas, segunda fuerza, han perdido la mayoría absoluta que sumaban desde hace 40 años y necesitarán apoyo para contener a unos partidos euroescépticos que han logrado la victoria, según los primeros resultados, en plazas tan importantes como Francia, Italia, Reino Unido o Polonia.

La proyección de escaños publicada por el Parlamento al filo de la medianoche otorga 178 escaños al PPE (221 en 2014), frente a 152 de Socialistas y Demócratas (S&D), la segunda fuerza más votada (191 en 2014).

Las formaciones euroescépticas suman 168 escaños, en torno al 25% de un hemiciclo de 751. Una cifra lejana al temido 33% con el cual podrían aspirar a entorpecer la maquinaria legislativa, pero considerable dado que su presencia se consolida entre varios de los países grandes de la UE.

El grupo liberal, según la proyección, rondaría los 108 diputados (frente a los 67 parlamentarios de 2014), lo que le permitiría convertirse en una bisagra imprescindible para una alianza entre conservadores y socialistas.

Los Verdes, con 67 escaños, según la estimación (obtuvieron 50 en 2014), también aspiran a ese papel y se ofrecen ya como complemento para una mayoría estable. En España, según resultados ya oficiales, el PSOE se convierte en la fuerza más votada, con un 32% de los apoyos, equivalente a 20 escaños, según el recuento de casi la totalidad de las papeletas (94,5%).

Más información en El País

Compartir

Comentarios