Voy a invitar a todos los líderes del partido esta noche. Quiero hablar con ellos y tratar juntos de evitar elecciones innecesarias, dijo Netanyaho

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu durante una reunión de gabinete en Jerusalén

Esta medida implicaríala convocatoria a nuevas elecciones. El primer ministro busca poner presión sobre las agrupaciones políticas que se perfilan como sus eventuales socios para constituir la coalición de gobierno.

A menos de dos meses de las elecciones, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, ordenó al diputado Miki Zohar, de su propio partido Likud, que introduzca un proyecto de ley para disolver el Parlamento (Knéset). Esta medida implicaría, si es aprobada, la convocatoria a nuevas elecciones.

El 28 de mayo vence el plazo para formar el Gobierno, y el primer ministro aún no ha logrado firmar un acuerdo con ninguno de las agrupaciones políticas, que se perfilan como sus eventuales socios para constituir la coalición.

La movida tiene como objetivo poner presión sobre los diputados ante la posibilidad de que el Likud no pueda superar la brecha entre el partido nacionalista secular Israel Beitenu (Israel Nuestro Hogar), liderado por el diputado Avigdor Liberman, y las agrupaciones ultra ortodoxas (haredim) para conformar el nuevo gobierno.

La manzana de la discordia gira en torno al proyecto de ley sobre el enrolamiento militar de los jóvenes ultra ortodoxos, que los ultrarreligiosos quieren ablandar, y que debe ser rápidamente vuelta a legislar por orden de la Corte Suprema de Justicia. Mientras tanto, Liberman aseguró que no cederá ni un milímetro a la versión que ya fue esbozada por el Ministerio de Defensa, y que regula el número de estudiantes de los seminarios rabínicos (yeshivot) que serán enrolados al servicio militar.

Netanyahu anunció que reunirá con los líderes de los partidos de su posible coalición en las próximas horas para tratar de salvar al nuevo gobierno y evitar nuevas elecciones.

Más información en Infobae

Compartir

Comentarios