Buscan al subcomisario Franco Micucci

También capturaron al Teniente Ángel Héctor, la oficial ayudante Nadia Genaro y el oficial inspector José Manuel Durán.

Se trata de Claudio Martínez, alto funcionario de la localidad donde ocurrió la masacre. También capturaron a otros tres policías.

Otros cuatro sospechosos de haber tenido participación en la masacre de San Miguel del Monte, tres efectivos policiales y un funcionario civil, fueron detenidos en la causa que investiga la muerte de cuatro jóvenes tras una persecución policial, mientras que hay otro efectivo involucrados con orden detención.

 

Los aprehendidos son el secretario de Seguridad de San Miguel del Monte, Claudio Martínez, el teniente de la Policía Bonaerense Ángel Héctor, la oficial ayudante Nadia Genaro y el oficial inspector José Manuel Durán. Al cierre de esta edición buscaban al subcomisario Franco Micucci.

"El fiscal que interviene ha dispuesto, en función de la prueba que se ha recabado, la aprehensión de cinco personas más y ha dado la instrucción a la Policía de la Provincia de Buenos Aires para que procedan en ese sentido. Cuatro son efectivos y uno es un civil", sostuvo el procurador general bonaerense, Julio Conte Grand.


"Estas detenciones están involucradas con el primer objetivo de la investigación que es el hecho en sí mismo, las circunstancias en las que se produjo y todos los datos que puedan servir para determinar cómo se produjo y por otra parte cuáles son los agravantes o atenuantes. Por el momento, el fiscal no ha avanzado en la investigación de las circunstancias previas, que también empiezan a tener un contenido cierto y no sólo rumores", remarcó Conte Grand.

En cuanto a la investigación, señaló que "se está trabajando sobre cámaras de seguridad particulares para hacer un rastreo sobre la secuencia", tanto del trayecto del Fiat 147, como de los móviles policiales.

En tal punto, puede resultar clave la aparición del celular de una de las chicas fallecidas, Camila López. Los familiares de la chica de 13 años acusan que el teléfono sigue activo y los expertos creen que podría tener imágenes que resulten vitales para el expediente.

En tanto, Guillermo Baqué, el abogado que defiende a Manuel Monreal, uno de los policías detenidos, aseguró que "es imposible que declaren", al considerar que "la causa está contaminada" y deslizó que su defendido dijo que el auto de las víctimas lo atropelló para eludir el control.

"Mi cliente sabe qué pasó, pero hasta que no podamos tomar contacto plenamente con la causa él no va a declarar. Monreal me manifestó que fue prácticamente atropellado por el 147 cuando se lo intentó detener. Se bajó, le dio la voz de alto para que se detenga, son esquivados y se dan a la fuga", reveló a TN.

Finalmente, Baqué resaltó: "Es imposible que declaren. La causa es una mentira, desde el acta de procedimiento hasta los testimonios que se han volcado. La mala instrucción o no haber escrito lo que pasó, trajo aparejado que esto se llevara entera a una comisaría. Si la Policía hubiese actuado profesionalmente, si los jefes hubiesen hecho la instrucción como correspondía, hoy no habría tantos efectivos desafectos, detenidos por un solo responsable".

Compartir

Comentarios