Campaña contra el hambre ´Comer bien´

El reconocido neurólogo Facundo Manes

Es impulsada por el diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso. La actividad, desarrollada en el Salón Pasos Perdidos, contó con la participación de Emilio Monzó y los jefes de los principales bloques.

“Comer Bien. Con hambre no hay futuro”, es el nombre que lleva la campaña lanzada por el diputado Leonardo Grosso (Movimiento Evita) y presentada este martes en un colmado Salón Pasos Perdidos de la Cámara baja.

Junto a especialistas, el legislador encabezó el acto y comenzó diciendo que “nunca nadie tiene ganas de construir una campaña contra el hambre” pero “el problema existe y tenemos que abordarlo”.

“El problema es grande, es grave, lo tenemos en la cara, en cada centro comunitario, en cada barrio”, señaló, ante un numeroso público entre los que se encontraban representantes de comedores, legisladores, dirigentes gremiales y militantes.

Grosso subrayó que este es “un tema que en Argentina tiene mucha data”, y ha atravesado a muchos gobiernos. Por eso, destacó la presencia de los jefes de los principales bloques: Nicolás Massot (Pro-Cambiemos), Agustín Rossi (FpV-PJ), Graciela Camaño (FR-UNA) y Felipe Solá (Red por Argentina). También estuvo el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

Partícipe del panel, el reconocido neurólogo Facundo Manes aseguró que “la mayor prioridad que tenemos que tener es unirnos para vencer el hambre”, el cual es “inhumano” y una “hipoteca social”, que además “impacta en la capacidad de aprender”.

El doctor explicó que “el cerebro se termina de desarrollar entre los 20 y 25 años” y para su “buen desarrollo” es “necesaria la alimentación adecuada y los estímulos cognitivos y afectivos”. En ese sentido, no sólo remarcó los niños que pasan hambre sino aquellos que están también mal nutridos, como el “40 por ciento de los chicos de 10 años”.

Para el director del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, “los argentinos necesitamos unirnos en algo y acá no hay excusas para no unirnos”. “Desde la sociedad civil hay que presionar para que esto sea una política de Estado”, enfatizó y agregó que “gobernar es priorizar y los presupuestos son contratos morales”.

Manes cuestionó que “hay cierta parte de la Argentina que no quiere ver el hambre. Necesitamos más empatía”. Y opinó que es necesario “erradicar la idea del crecimiento económico per se” porque “si no se invierte antes en la gente -en educación, en salud-, después el crecimiento per se produce desigualdad”.

Finalmente, consideró que esto debe tratarse de una “decisión presidencial” y que el próximo presidente tiene que “llamar a los expertos y convocar a hacer un programa” contra el hambre, como se hizo en Perú y en Brasil.

Compartir

Comentarios