Cupo de ingreso

Consejo Directivo de la Facultad de Medicina. Foto: La Gaceta

En primera instancia, presentarán un recuros de reconsideración ante el Consejo Superior de la UNT. Ayer participaron de la reunión del Consejo Directivo de la facultad de Medicina.


 

 

Luego de que el Consejo Directivo de la Facultad de Medicina decidiera por unanimidad mantener el sistema de ingreso, el grupo de padres que rechaza el examen y el cupo insisten con que el sistema es ilegal por lo que no descartan recurrir a la justicia.

De todos modos, anticiparon que en primera instancia agotarán los pasos administrativos dentro del ámbito académico. 

"Luego de conocer que se sigue manteniendo la postura de mantener el cupo, las medidas a seguir, siempre pacíficas y sin agresiones, serán presentar un recurso de reconsideración ante el Consejo Superior de la UNT, y luego tomar algunas acciones legales", anticipó Fernando Velloso Colombres, vocero de los padres que participaron de la reunión del consejo. 

Velloso Colombres sostuvo que "es un derecho que nuestros hijos ingresen a estudiar. A lo que agregó que el piso de este año para ingresar fue de 82.82. En los 20 años que existe este ingreso fue de 77.77 puntos, es decir, que esto ha sido algo extraordinario por lo que hemos reclamado y presentado un recurso de amparo para ello hemos estudiado y sabemos cuáles son las leyes que se han  violado de acuerdo a la nueva Ley de Educación Superior que prohíbe el cupo y el examen de ingreso", argumentó.

El cupo de ingreso a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) fue respaldado ayer por el Consejo Directivo. Los 11 integrantes de los seis estamentos (profesores titulares; profesores asociados y adjuntos; docentes auxiliares; no docentes; estudiantes; y egresados) rechazaron, de manera unánime, los cinco expedientes presentados por padres de aspirantes en contra del examen de ingreso y una cifra tope de nuevos estudiantes por año.

Los argumentos formales de la decisión del Consejo Directivo quedarán plasmados en un documento que estará disponible los próximos días. Extraoficialmente, sin embargo, fuentes que participaron de la reunión adelantaron que los consejeros aprobaron el informe presentado por el Decanato y que consideraron que el sistema de admisión y de examen de ingreso tiene fundamentos morales, basados en la Ley 26.529 (Derechos del Paciente en su Relación con los Profesionales e Instituciones de la Salud). Además, opinaron que el sistema actual no sólo no se incumple con los aspectos legales, sino que extrema los medios para garantizar la máxima calidad posible.

La sesión extraordinaria se extendió por cinco horas y estuvo encabezada por el decano Mateo Martínez, y secundada por la vicedecana Liliana Tefaha. Cuatro horas del encuentro se desarrollaron de manera privada tras una moción del docente auxiliar Pedro Sánchez, que fue respaldada de manera unánime. La decisión fue duramente cuestionada por los manifestantes. 

El encuentro comenzó con expresiones de solidaridad para con el decano de parte de padres y consejeros, debido a las intimidaciones que sufrió su familia el fin de semana. 

"Lo primero que hemos hecho es solidarizarnos con el doctor Mateo Martínez por los hechos que son de público conocimiento y en el cual el grupo de padres no fue parte", señaló Velloso.

Antes de que la sesión se volviera secreta, Martínez recordó que el sistema con examen de ingreso se implementó hace 30 años, y que hace 15 que existe un cupo. Y remarcó que la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau) evaluó cuatro veces al programa de ingreso y en dos oportunidades al cupo. 

Además, recordó que el cupo total de ingreso siempre osciló entre 200 y 250, y dijo que actualmente, contando las vacantes que hay disponibles para estudiantes en otras provincias del NOA, se totaliza 380.

Compartir

Comentarios