Belleza masculina y salud

Los hombres se ocupan, cada vez más, de responder a los estándares de belleza que impone la moda y la época

Paradójicamente, los esfuerzos que hacen algunos hombres por resultarles más atractivos a las mujeres pueden acabar dañando su fertilidad.

Los científicos descubrieron una paradoja evolutiva: los esfuerzos que hacen algunos hombres por resultar más atractivos pueden acabar dañando su capacidad reproductiva.

Los esteroides anabólicos que usan muchos físicoculturistas pueden reducir la capacidad de procrear.

Tomar esteroides para conseguir unos músculos bien definidos o pastillas para combatir la calvicie pueden tener consecuencias negativas en la fertilidad.

Este fenómeno se llama la paradoja de Mossman-Pacey, en nombre de los científicos que lo describieron por primera vez.

Ellos aseguran que se trata de un problema que causa mucho malestar a las parejas que están intentando concebir.

  • "Me fijé en algunos hombres que venían a hacerse pruebas de fertilidad y eran tipos enormes", afirma James Mossman, que ahora trabaja en la Universidad de Brown, en Estados Unidos.

Mossman y Pacey: los creadores de la teoría de la paradoja.

Estudiaba para su doctorado en Sheffield cuando hizo la conexión entre el abuso de esteroides y la fertilidad.

Le dijo a la BBC: "Están intentando verse bien grandes, verse como las cúspides de la evolución".

  • "Pero están poniéndose a sí mismos fuera de forma en lo que a evolución se refiere porque, sin excepción, sus eyaculaciones no contenían nada de esperma".

Más información en BBC

Compartir

Comentarios