Amor de pelìcula

Kirk y Anne Douglas se casaron el 29 de mayo de 1954. FOTO: CEDOC

El legendario "Espartaco" de la edad de oro de Hollywood y Anne Buydens se casaron el 29 de mayo de 1954. Tienen más de 100 años y siguen enamorados.

  • “Me enamoré de una chica hermosísima, y 60 años después sigo enamorado de ella".

Aunque la dijo hace cinco años, esta frase del histórico actor Kirk Douglas está lejos de perder vigencia. El inmortal “Espartaco” y una de las últimas estrellas de la edad de oro de Hollywood celebra ahora 65 años de matrimonio con su esposa, Anne Buydens.

Esta excepcional pareja -él de 102 años y ella, de 100-. Un acontecimiento excepcional en Hollywood que supera incluso la larga relación entre Paul Newman y Joanne Woodward, que duró medio siglo. “La amo”, dice él al referirse a Anne, “ella me ha dado la estabilidad en un mundo de locos”. Kirk y Anne se conocieron durante la filmación de la película "Acto de amor" en 1953. Para entonces Kirk ya estaba divorciado y tenía fama de “playboy”, pero le fue difícil llegar al corazón de Anne, que trabajaba como publicista. Ella lo rechazó varias veces hasta que, mediante un original mensaje de su asistente, finalmente aceptó salir con él: “Yo pensaba: es lindo y encantador, pero creía que como estrella de cine él solo sería un amor pasajero”, contó ella. Desde entonces nunca se separaron: "Somos almas gemelas", dijo él.

Kirk Douglas y Anne, dos centenarios y un amor que ya lleva 65 años

La boda se celebró el 29 de mayo de 1954, cuando Kirk ya era padre del futuro actor Michael y de Joel, que más tarde se convertiría en productor. Kirk ya había pasado ocho años casados con Diana Dill, pero las aventuras del actor (con mujeres como Marlene Dietrich, Rita Hayworth, Joan Crawford, Mia Farrow o Faye Dunaway) pusieron fin a ese matrimonio en 1951. Con Anne el actor tuvo otros dos hijos, Peter y Eric, quien murió a los 45 años por una sobredosis de drogas.

“Ella me ha dado la estabilidad en un mundo de locos”, dice Kirck Douglas Antes, la pareja había superado unida la lucha de Anne contra el cáncer de mamas y un problemático historial médico de Kirk, que sufrió un ataque cardíaco, un derrame cerebral y una depresión que lo hizo reflexionar sobre el suicidio. “El humor me salvó”, contó. “Un derrame cerebral, especialmente para un actor, es una cosa terrible, porque si no puedes hablar, no puedes actuar. Al principio pensé que mi vida había terminado, pero cuando puse la pistola en mi boca chocó contra un diente y me dolió. Un dolor de muelas paró mi suicidio, ¿gracioso no?”

Kirk Douglas celebra 65 años de matrimonio con su esposa, Anne Buydens

"Tuve la gran suerte de encontrar a mi alma gemela y creo que nuestro maravilloso matrimonio y nuestras charlas de oro cada noche durante una hora me han ayudado a sobrevivir todas las cosas", relató Douglas. Ella, por su parte, habló abiertamente de las aventuras extramatrimoniales del actor en su libro Kirk y Anne: Cartas de amor, risas y toda una vida en Hollywood: "Kirk nunca trató de ocultarme sus lealtades. Kirk y Anne dijeron varias veces que, cuando mueran, toda su fortuna, alrededor de 80 millones de dólares, irá a parar a organizaciones benéficas como un centro dedicado al tratamiento del Alzheimer en Los Ángeles que cuida a pacientes que, en el pasado, trabajaron en la industria del cine o de la televisión.

  • “Dar a los demás es un acto egoísta porque te hace sentir bien contigo mismo. Siempre me preguntan por un consejo para una vida larga y sana, pero no tengo ninguno. Creo, eso sí, que existe una razón por la que estamos aquí. Tras el accidente de helicóptero y la apoplejía que sufrí, decidí hacer más bien en el mundo antes de abandonarlo", explicó Kirk.

Dar a los demás es un acto egoísta porque te hace sentir bien contigo mismo. Siempre me preguntan por un consejo para una vida larga y sana, pero no tengo ninguno. Creo, eso sí, que existe una razón por la que estamos aquí. Tras el accidente de helicóptero y la apoplejía que sufrí, decidí hacer más bien en el mundo antes de abandonarlo", explicó Kirk.

 D.S. (Fuente www.perfil.com).

Compartir

Comentarios