Inflación

En el primer trimestre del año, los salarios subieron el 10% frente a una suba de los precios del 11,8%, lo que presenta una desmejora del 1,6%.

Los sueldos subieron 4% y la inflación del mes fue 4,7%. En 12 meses, el poder adquisitivo del salario cayó 11,2%.

En marzo los salarios volvieron a perder frente a la inflación: en promedio aumentaron el 4%, mientras la suba de los precios fue del 4,7%, de acuerdo a los datos del INDEC.  Así, en el primer trimestre del año, los salarios subieron el 10% frente a una suba de los precios del 11,8%, lo que presenta una desmejora del 1,6%. Y en los últimos 12 meses, se acrecentó la pérdida de los sueldos porque tuvieron un incremento del 37,3% versus una inflación del 54,7%. Es un retroceso salarial real 11,2%.

Como viene pasando desde hacer varios meses, los trabajadores privados no registrados (“en negro”) fueron los más perjudicados. En marzo, los asalariados informales (“no registrados”) tuvieron un alza salarial del 2,7% y en 12 meses tuvieron un incremento nominal de apenas el 32,6%. En consecuencia, perdieron el 14,3% del poder adquisitivo salarial . Además, en promedio, los asalariados informales ganan menos de la mitad de los que están registrados.

La novedad fue que los trabajadores estatales tuvieron una suba mensual del 5,5% -superior a la inflación- pero aún así en la medición interanual tuvieron una mejora nominal del 38,5%, con una pérdida real de 10,5%. En tanto, los trabajadores en blanco del sector privado mejoraron en marzo sus salarios un 3,6% - por debajo de la inflación – y pierden el 10,7%, porque sus salarios aumentaron el 38,2% interanual.

Los asalariados y empleados públicos, privados y de casas particulares registrados suman casi 10 millones y otros 2 millones son autónomos y monotributistas. Hay otros 5 millones de asalariados informales y 2 millones cuentapropistas no registrados 

En consecuencia, la caída del poder adquisitivo de los salarios, agravado por el menor empleo y el mayor desempleo explican el fuerte retroceso del consumo de las familias.

Por su parte, en base a las declaraciones de las empresas, el Ministerio de Producción y Trabajo informó que en marzo el salario nominal promedio de los asalariados privados alcanzó los $ 41.359 brutos, mientras la mitad de esos trabajadores percibió menos de $ 31.093. Y que la remuneración real promedio se redujo 8,3% interanual, mientras para la mitad de los trabajadores con salarios más bajos retrocedió el 8,9%. 

El Gobierno apuesta que los acuerdos salariales en las paritarias y una desaceleración de la inflación ayuden, en los próximos meses, a recortar las pérdidas salariales y el INDEC pueda inferior caídas salariales en términos reales inferiores.

No obstante, en las empresas opinan que los ajustes paritarios incrementarán los costos salariales que podrían llevar a aumentos de precios o a resignar rentabilidades. Un caso son los aumentos de las cuotas de las prepagas para julio, agosto y septiembre.  Por eso, las consultoras estiman que, aunque los indices inflacionarios próximos sean más bajos, punta a punta la inflación de este año  tiene un piso del 40%. 

Compartir

Comentarios