Un grupo de encapuchados incendió la entrada de la residencia durante una nueva jornada de protestas

Ataque a la embajada estadounidense durante una multitudinaria protesta en Honduras. /Orlando SIERRA / AFP/

Un grupo de encapuchados incendió la entrada de la residencia durante una nueva jornada de protestas en rechazo a las reformas a la educación y salud.

Un grupo de encapuchados provocó este viernes un incendio que causó severos daños a la embajada de Estados Unidos en Honduras, en el marco de una multitudinaria protesta contra reformas a la educación y salud.

 

Bomberos llegaron a sofocar el fuego cuando había sido prácticamente destruido el portón de hierro de la embajada, sin causar daños a la estructura del edificio, donde no se presenció resguardo policial externo.

El portavoz policial Jair Meza informó a medios locales que un sospechoso del incendio, identificado como Rommel Valdemar Herrera, de 23 años, fue capturado por las autoridades.

Pero familiares del arrestado acudieron con otras personas más tarde a la sede policial donde se encuentra a gritar "libertad, libertad". El padre, que no se identificó, argumentó que no hay pruebas en contra del joven.

 

La embajada de Estados Unidos en Honduras había llamado en un comunicado a "todos los hondureños que se abstengan de actos de violencia" y a "lograr a través de diálogo consensos que beneficien a todos".

La protesta fue organizada por agrupaciones de médicos y educadores, con apoyo de estudiantes. Los manifestantes culparon a "infiltrados del gobierno" por los daños a la embajada.

"Nosotros estamos en la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OANUDH) para denunciar que los infiltrados del gobierno son los que están haciendo los destrozos en la embajada americana y otros lugares", dijo la presidenta del Colegio Médico Hondureño, Suyapa Figueroa.

"Tenemos evidencias como videos de los infiltrados del gobierno para criminalizar las protestas", añadió la dirigente.

Compartir

Comentarios