Martín Quipildor.

El joven permanecía internado en grave estado en el hospital Padilla.

La noticia fue confirmada por autoridades del Hospital Padilla. El joven de 29 años estaba internado en el nosocomio, su estado era muy grave por lo que permanecía en coma inducido.

Autoridades del Hospital Padilla, confirmaron el lamentable deceso de Martín Quipildor, el chofer de la Línea 124 que se encontraba en grave estado y permanecía internado con asistencia respiratoria.

El joven se encontraba en su casa de Brígido Terán al 1.300. Pasada la medianoche del jueves, escuchó unos gritos y se aproximó a ver lo que sucedía. Allí descubrió que dos desconocidos intentaban robarle la moto a otra persona.

Hay dos versiones sobre cómo se desencadenó la tragedia. Una, indica que el joven gritó para evitar el asalto, por lo que los motochorros comenzaron a realizar disparos y, cuando escapaba al interior de su vivienda, recibió un disparo en la nunca. Otros indicaron que los delincuentes comenzaron a tirar en contra del propietario del rodado que se resistió y que una bala hirió a Quipildor.

Compartir

Comentarios