Femicidios

Entre enero 2008 y diciembre de 2018 en todo el país 2.952 mujeres fueron asesinadas por la violencia machista y 3.717 hijos e hijas perdieron a sus madres.

La ONG La Casa del Encuentro difundió un relevamiento que hizo en todo el país desde 2008. Hubo 164 víctimas salteñas.

Hoy se volverá a escuchar en todo el país "Ni una menos". En ese reclamo seguramente habrá familiares y amigos de las 164 salteñas que fueron asesinadas desde 2008. Ayer, justamente, la organización La Casa del Encuentro difundió un relevamiento con los casos que hubo en todo el país en los últimos once años. Y al comparar la cantidad de femicidios con la cantidad de habitantes por provincia, Salta quedó con la tasa más alta en ese período de tiempo.

La tasa para la provincia se ubicó en 13,78 cada 100 mil habitantes. Detrás siguieron Santiago del Estero (13,30) y Jujuy (11,19). Entre enero 2008 y diciembre de 2018 en todo el país 2.952 mujeres fueron asesinadas por la violencia machista y 3.717 hijos e hijas perdieron a sus madres.

Ada Rico, presidenta de La Casa del Encuentro, dijo a El Tribuno que Salta siempre está entre las provincias con mayor tasa junto a otras del norte. Aclaró que si se toman las cantidades de femicidios, Buenos Aires queda primero con 959 crímenes de mujeres en once años.

  • “Creo que Salta podrá mejorar con las acciones que se llevarán adelante a través de Spotlight, un programa de las Naciones Unidas y la Unión Europea para erradicar la violencia de género”, afirmó Rico. Esa iniciativa, que en la provincia inyectará 500 mil dólares, también se aplica en Buenos Aires y Jujuy. La presentación se realizó la semana pasada.

Al referirse a la situación nacional Rico manifestó: “Lo más problemático es que en once años no se ha podido hacer descender el índice de violencia contra las mujeres, que se ha sostenido casi sin cambios”.

  • "Necesitamos profundizar en políticas públicas integrales, pero también el cambio cultural, porque en tanto se siga considerando a las mujeres como un objeto de pertenencia, no vamos a cambiar", agregó.

Rico destacó las "excelentes leyes" que el país fue dictando para prevenir y combatir la violencia machista, pero cuestionó el obstáculo que en su cumplimiento representa muchas veces el Poder Judicial, que "sigue siendo sexista y patriarcal".

El informe de La Casa del Encuentro mostró también que más del 62% de los femicidas fueron esposos, parejas o novios de las víctimas al momento de cometer el crimen o lo habían sido con anterioridad; mientras casi el 16% no tenían vínculo, el 11% fueron familiares, y 8% eran vecinos o conocidos.

Las estadísticas expusieron también que casi el 66% de las víctimas de esta forma extrema de violencia de género tenía entre 19 y 50 años de edad.

Respecto a las modalidades del hecho, el 26.69% fue baleadas; el 23,57%, apuñalada, y el 15,51%, golpeada.

En cuanto a los escenarios de los femicidios, más del 63% de los hechos se registraron en una vivienda; mientras que casi el 11% de estos asesinatos se produjeron en el campo, terrenos descampados o parques, el casi el 8% en la vía pública y casi el 4% en ríos, arroyos, diques o zanjones.

 

Marcha en la plaza 9 de Julio

A las 18.30 está prevista la marcha de Ni una menos desde la plaza 9 de Julio. Allí no solo se juntarán organizaciones feministas, sino todas aquellas personas que dirán basta a los femicidios.

Es la quinta convocatoria que se hace en el país. Las manifestaciones se replicarán en distintas provincias. Al igual que el año pasado también pedirán por el aborto legal, un proyecto que no fue aprobado el año pasado por el Senado.

En las movilizaciones habrá reclamos por la situación económica y un rechazo a los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 “Para este 3 de junio seguimos posicionándonos en contra de las violencias patriarcales, para todas las mujeres, lesbianas, travestis y trans. Al mismos tiempo, demostramos que seguimos en las calles exigiendo la legalización del aborto, después de que el año pasado el Senado le diera la espalda a la movilización masiva y democrática que lo viene exigiendo como una deuda histórica con los cuerpos gestantes”, señaló desde Buenos Aires la escritora e investigadora Florencia Minici, una de las fundadoras de Ni una menos.

Fuente: El Tribuno de Salta

Compartir

Comentarios