Cómo ayudar a padres y chicos para evitar el grooming.

Nueve meses de investigación y 40 allanamientos fueron necesarios para condenar a un médico pediatra del Hospital Garrahan.

Con casos de pornografía infantil y pedofilia latentes, el grooming aparece otra vez en el centro de la escena. Consejos para alejar a los menores de los peligros en la red.

En las dos computadoras y pendrives que le secuestraron a Ricardo Alberto Russo, el pediatra del Hospital Garrahan detenido acusado de integrar una red de pornografía infantil, había "de todo".

Nueve meses de investigación y 40 allanamientos fueron necesarios para reunir las pruebas suficientes sobre esta red y llegar a la detención, entre otros, de Russo, quien tenía en su poder 800 fotos y 70 videos de pornografía infantil.

Ante cada caso que se conoce de producción, distribución y tenencia de pornografía infantil, los adultos se ponen en alerta sobre los peligros a los que se enfrentan los menores en Internet. Ya no es solo cuando usan la computadora, también puede suceder con el celular o a través de las salas de chat en juegos online.

El grooming es una de las herramientas que utilizan los pedófilos en las redes sociales. Esta práctica consiste en el acoso sexual virtual a menores. Un adulto, o varios, intentan engañar a chicos para conseguir fotos, videos o incluso coordinar encuentros sexuales. Este contenido, muchas veces, se comparte en Internet o en la Deep Web, en redes de pedofilia.

El grooming se puede dar a través de cualquier medio digital que permita la interacción entre dos o más personas, como redes sociales, correo electrónico, mensajes de texto, sitios de chats, páginas de juegos en línea, entre otros.

Un informe de 2017 de la Fiscalía Especializada en Delitos informáticos de la Ciudad de Buenos Aires reveló que el 85% de los ciberdelitos que investigan están vinculados a la pornografía infantil.

La mayoría de los acusados utilizó redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram y aplicaciones como Skype y Whatsapp para contactar a las víctimas y tiene como característica principal ser hombres de mediana edad que trabajan con niños. Las víctimas, en general, tienen entre 8 y 16 años.

Hay dos tipos de consejos para evitar el grooming y, por defecto, protegerse de los pedófilos, orientados a los padres y a los chicos.

Tips para padres

1) No subas fotos de tus hijos a las redes sociales de forma pública que puedan servir para identificar sus actividades o lugares que frecuentan.

2) No dejar a los chicos solos en las redes sociales. No invadir pero saber qué hacen.

3) Diálogo: explicarles los riesgos de hablar con extraños o de caer víctima de un acosador.

4) No confiar en los controles parentales o en sacarles los dispositivos: siempre encuentran otra forma de volver a conectarse.

5) Estar atentos a indicadores en relación al grooming: estar conectado hasta altas horas de la noche; nerviosismo al recibir mensajes, cambios de conducta y de humor.

6) Si el grooming ya se concretó, hacer la denuncia en la comisaría o una fiscalía es la conducta más adecuada. Es un delito que tiene una pena de 6 meses a 4 años de prisión y hay un cuerpo especializado en la policía.

7) No borrar los mensajes ni bloquear las direcciones porque esto dificultará la identificación del acosador.

8) Los chicos son víctimas de un abusador, un pedófilo, un experto en engañar y manipular. No tienen que ser castigados, merecen contención. Depende lo que haya pasado, necesitarán atención médica o psicológica.

Consejos para chicos

1) No le envíes a nadie fotos o videos de contenido sexual.

2) Incluso las fotos que no lo tengan pueden ser cambiadas para mostrarte sin ropa.

3) Por más que te guste la foto que te mande un chico o chica, no le des la tuya. Puede estar engañándote acerca de su edad o de cómo es físicamente.

4) Si subiste fotos tuyas a la web y después te arrepentiste, hay formas de quitarlas. Consultá a quien sepa cómo hacerlo

5) No te sumes a sitios de citas diciendo que sos mayor, te pone en peligro.

6) No aceptes como amigo a nadie que no conozcas.

7) Tratá de no dar nunca datos durante un chat con desconocidos acerca de dónde y con quién vivís. Tampoco a qué colegio vas.

8) No vayas a ninguna cita con alguien que hayas conocido sólo en la web, salvo que te acompañen tus padres.

9) Apagá la webcam cuando no estés usándola, o mejor todavía, tapala. Alguien puede grabarte en tu cuarto sin que te des cuenta.

Fuente: TN Tecno.

Compartir

Comentarios