Basura en Nueva Delhi

Los residentes caminan por las calles de Ghazipur y de fondo la montaña de basura de 60 metros de altura (AFP).

La montaña de basura más alta de India (al menos 65 metros) va camino de superar la altura del Taj Mahal (73 metros).

En un suburbio de Nueva Delhi, la montaña de basura más alta de India (al menos 65 metros) va camino de superar el año que viene la altura del Taj Mahal, convirtiéndose en un símbolo fétido de lo que la ONU considera la capital más contaminada del mundo.

Las aves rapaces sobrevuelan el basurero de Ghazipur, cuya silueta amenazante se distingue a varios kilómetros a la redonda. Las vacas y perros errantes y las ratas pululan en este lugar donde confluye parte de los desechos de esta ciudad de 20 millones de habitantes.

Con frecuencia el gas metano que se desprende de los desperdicios provoca incendios y se tarda días en sofocarlos. Por la colina corre un líquido tóxico de color negro llamado 'lixiviado' que desemboca en un canal.

"Este olor pestilente ha convertido nuestras vidas en un infierno. La gente se enferma todo el tiempo", cuenta Puneet Sharma, un vecino de 45 años.

Otro residente, Pradeep Kumar, ha tomado una decisión: "Me voy de este barrio por mis hijos. Tengo dos, uno de ocho años y otro de cuatro. Y los dos caen enfermos a menudo a causa de la polución".

Según el ingeniero jefe para East Delhi, Arun Kumar, la montaña mide ya más de 65 metros y cada año crece casi 10 más. Las autoridades prevén que superará la altura del Taj Mahal (73 metros) en 2020.

El año pasado, ante la incapacidad de las autoridades para resolver el problema del tratamiento de los desechos, el Tribunal Supremo de India comentó que pronto habrá que colocar señales rojas en el vertedero para avisar a los aviones.

 

El vertedero abrió en 1984 y cerró en 2002 por saturación. Pero cada día cientos de camiones siguen transportando desperdicios y ahora ocupa una superficie equivalente a más de 40 canchas de fútbol.

"Cada día se descargan unas 2.000 toneladas de basura en Ghazipur", afirmó un responsable del municipio de Nueva Delhi que pidió el anonimato.

Compartir

Comentarios