Persecución de los guardias.

Presos aportarían mas datos a la causa.

Un grupo de presos aportaría pruebas y relataría la persecución que sufren por no haber aceptado comercializar estupefacientes en la cárcel.

Nuevas denuncias se sumarían a la causa sobre la presunta venta de droga en el penal de Villa Urquiza. Otro grupo de presos aportaría más pruebas y relataría la persecución que sufren por no haber aceptado comercializar estupefacientes que les habrían entregado los guardiacárcles.

Esta investigación comenzó hace dos año atrás con la denuncia de Sebastián Medina. Dos meses después fue asesinado en el patio del penal. Gonzalo Giri y Atanacio Ledesma también hicieron su parte en el 2018 exigiendo al fiscal federal Pablo Camuña protección, después de varios meses lograron que lo trasladen a otras dependencias policiales.

Giri y Ledesma contaron que la droga ingresaba por el sector de la panadería. Después de dos meses la Dirección de Institutos Penales secuestraba unas 2.000 pastillas.

Hace una semana otro preso denunció haber sido abusado sexualmente. Sin embargo, este aún no declaró ante el fiscal Camuña y espera hacerlo en las próximas horas, según dijo su defensor Gustavo Morales. “Los presos se están animando a hablar sobre lo que sucede dentro de los paredones de Villa Urquiza”, agregó el defensor.

Compartir

Comentarios