Código Penal

La última reforma del Código Procesal Penal arrancó en 2016 y fue sancionada por el Senado nacional en 2018.

El lunes próximo arranca en la Justicia Federal de Salta y Jujuy el nuevo sistema.Advierten sobre obras que faltan y recursos humanos insuficientes para la puesta en marcha.

Se viven momentos de tensión, nerviosismo y hasta de temor al fracaso entre los trabajadores y magistrados del edificio de la Justicia Federal de Salta, en España y Deán Funes, pero, ante todo, existe una gran expectativa y entusiasmo de la mayoría de los agentes judiciales con la puesta en marcha del nuevo Código Procesal Penal a partir del lunes próximo.

  • El sistema hará su debut en las dependencias federales de la capital salteña, Orán, Tartagal y San Salvador de Jujuy para luego extenderse, de manera paulatina, al resto de las jurisdicciones del país.

Representantes de los distintos sectores de la Justicia Federal local brindaron a El Tribuno un panorama sobre cómo se preparan para la implementación del nuevo código, que supone un cambio radical en la forma de investigar y juzgar los delitos penales.

  • Advirtieron que el sistema no arrancará de manera óptima, ya que falta acondicionar gran parte de la estructura edilicia que requiere la nueva metodología. Se necesitan, además, más recursos humanos, sobre todo para el Ministerio Público Fiscal Federal, y capacitación. Se planteó que, por la decisión de no crear juzgados de transición que se encarguen de los casos que deben tramitarse con el modelo vigente hasta el domingo, hay riesgo de sobrecargar de tareas a jueces, fiscales y empleados.

Aún así, se sabe que la implementación es gradual y confían en que las falencias se pueden corregir con el paso del tiempo. Justamente por ello se eligió solo a Salta y Jujuy para la puesta en marcha del código de procedimientos, de manera que la experiencia sirva para extenderla a las otras provincias. "Sabemos que lo ideal siempre fue enemigo de lo posible", dijo un magistrado consultado para este informe, optimista por los cambios.

 

Fuente: El Tribuno

Compartir

Comentarios