Cannabis medicinal

Domínguez realiza pruebas en su firma de asesoría Cannacopeia. CORTESÍA JOSÉ DOMÍNGUEZ

José Domínguez fue elegido entre 25.000 candidatos como catador de un producto que ya es legal en Canadá. Buscan garantizar calidad de alta gama para seleccionarla y comecializarla.

La empresa AHLOT lanzó una convocatoria en septiembre de 2018 con la que buscaba un grupo de catadores cannábicos para seleccionar y comercializar productos de alta gama, a raíz del nuevo marco legal de la hierba en Canadá para fines recreativos. "Fuimos unos 25.000 candidatos. La convocatoria era solo para canadienses, pero el revuelo mediático hizo que acudiera gente de todo el mundo", cuenta a EL PAÍS José Domínguez, uno de los ocho finalistas. "AHLOT creó un equipo con perfiles distintos, aunque todos con mucha experiencia. Yo, por ejemplo, provengo de los cultivos", agrega.

José Domínguez recibe de AHLOT 50 dólares canadienses (unos 33 euros) por cada hora que pasa aspirando el humo cannábico, aunque no puede superar las 20 horas al mes. Debe llenar varios formularios, tomando en cuenta aspectos como el aroma, el sabor, los efectos psicotrópicos y la presentación.

  •  "El consumidor de cannabis va a apreciarlo primero a través de la mirada, después con la nariz y luego con la boca", comenta. "Debido a mi experiencia como cultivador, me interesa mucho cómo creció la planta", añade. Domínguez dice que para la cata fuma cigarrillos liados o emplea el vaporizador; pero si un producto llama su atención, lo consume de ambas formas para distinguir mejor los matices. ¿Tiene alguna predilección entre todas las variedades de índica, sativa e híbrida? "Me gustan muchas. No tengo una preferencia específica. Es como el vino: hay uno apropiado para cada ocasión".

Nacido hace 37 años en la ciudad quebequesa de Sherbrooke, Domínguez es de padre mexicano (de Coahuila) y madre canadiense (de Quebec). "Provengo de una familia muy conservadora en el tema del cannabis, pero han comprendido que es una pasión y una actividad que me he tomado muy en serio, sobre todo respecto a su cultivo", explica. Domínguez comenta que comenzó a fumar marihuana a los 17 años con los amigos, aunque de forma esporádica. A los 23, cuando trabajaba en una tienda de materiales y accesorios para cultivos hidropónicos, conoció a un individuo que tenía autorización para sembrarla por razones médicas. "Me pidió que le echara una mano", cuenta. Desde 2001, la marihuana medicinal es legal en Canadá.

  • "Fui mejorando la forma de cultivarla. Me dediqué a hacer pruebas y a combinar distintos tipos. También tuve la oportunidad de conocer a otras personas interesadas en el tema, dentro y fuera de Canadá", señala. Como resultado, otros pacientes le pidieron encargarse de sus plantas. En 2009, Domínguez sufrió un accidente que le provocó dolencias en las piernas; también estrés postraumático. Un médico le autorizó a sembrar su propia marihuana para aliviar estos padecimientos. En 2017, él y otros socios obtuvieron una licencia comercial para producir cannabis terapéutico. No obstante, vendieron la empresa un año después. Actualmente, además de su trabajo como catador para AHLOT, Domínguez está al frente de la firma de asesoría CannaCopeia. Sigue sembrando marihuana, pero solo para consumo personal.

Su savoir faire también le ha permitido obtener una larga lista de recompensas. De hecho, es el cultivador privado de marihuana más laureado de Canadá (sus variedades han ganado 43 premios). Asimismo, ha dado su opinión en el Journal de Montréal sobre los productos disponibles en la Sociedad Quebequesa del Cannabis. "Me decepcionaron algunas compras que hice en los primeros días de la legalización. Sin embargo, he vuelto a las tiendas y la calidad ha mejorado. Debemos ser pacientes", subraya. Cabe recordar que la marihuana recreativa fue legalizada en suelo canadiense hace menos de 8 meses.

Los comestibles a base de cannabis y las resinas serán legales en Canadá en octubre. Domínguez cree que el mercado de su país tomará la misma dirección que el de algunos lugares de EE UU. "La mayoría de ventas corresponderá a productos derivados. Creo que la marihuana para fumar será sobre todo de alta gama", explica esta especie de cinturón negro en ciencias cannábicas.

Fuente: El País

Compartir

Comentarios