El interior de la provincia vivió hechos de violencia.

Cuatro hechos aislados de violencia se registraron en la ciudad de Simoca.

En la localidad del este de la provincia se produjo fuga de presos de la comisaría, disparos contra una escuela y una persona resultó apuñalada. En el sur, más inconvenientes.

Simoca vivió una jornada electoral tan movida como convulsionada con respecto a diversos hechos delictivos que ensuciaron el aspecto democrático: disparos, fuga de presos, un hombre apuñalado y enfrentamientos entre facciones políticas en distintos asentamientos fueron los saldos.

En la localidad de Buena Vista, se detectaron incidentes por sospechas de fraude electoral, con un resultante de tiros y un hombre apuñalado en la escuela de la zona. En tanto que en Monteagudo hubo enfrentamientos entre diversos partidos políticos; en Yerba Buena, jóvenes dispararon contra una escuela, y en la comisaría de la localidad de Simoca, se fugaron presos.

El sur tuvo su parte negativa: en la localidad monteriza de El Cercado, hubo quema de cubiertas en señal de protesta, mientras que en Rumi Punco, en un establecimiento escolar, se registraron incidentes por lo que las personas asistentes, para asegurar su integridad física, debieron buscar resguardo en el interior del mismo. Según un corresponsal, hubo disparos con armas de fuego y grescas entre rivales ideológicos.

Compartir

Comentarios