Elecciones 2019

Manzur y Jaldo hablan con la prensa tras el triunfo

Javier Ghio, politólogo, consideró que el gobernador se ubica como "una persona de peso en la región". Agregó que tras la reelección se convierte en "un actor potencialmente nacional". Por otra parte, el analista consideró necesario que se revise el sistema electoral de la provincia.


El polítologo Javier Ghio habló en LV12 sobre los comicios que se realizaron en la provincia: "Hay dos momentos que distinguir de lo que sucedió este domingo. Lo primero es la tranquilidad con la que se llevó adelante el acto comicial más allá de algunas denuncias que se relaizaron por las redes sociales, en fiscalía no hubo denuncias y eso demuestra que hubo una mejora en la política pública del acto comicial en sí por lo tanto es destacable".

"Por otro lado, lo que sucedió en las urnas y los inconvenientes que hubo en el momento de votar demuestran que el sistema electoral de la provincia tiene que ser revisado en función de la necesidad de establecer un diseño acorde a las necesidades de la democracia tucumana, es algo que lo destacaron todos los candidatos. Lamentablemente es un sistema que presta confusión, no hay que tenerle miedo a la reforma constitucional".

Con respecto a los resultados, el politólogo analizó: "Fue el mejor de los escenarios para Juan Mazur porque esto lo ubica a nivel nacional como uno de los gobernadores con el poder territorial. El triunfo fue aplastante, se posiciona como un actor potencialmente nacional. Por otro lado, de Vamos Tucumán encabezado por Silvia Elías de Pérez sabían que la elección era compleja debido al peso de la crisis económica a nivel nacional, durante toda la campaña los distintos partidos políticos intentaron vincular constantemente el espacio de Vamos Tucumán con Macri y eso tiene un peso en las urnas. Fue una elección esperada para ellos".

Para finalizar, explicó: "La gran elección que realizó Fuerza Republicana para concejales y legisladores demuestra que la sociedad está pensando en oposiciones legislativas a los ejecutivos fuertes, es algo que no venía pasando hasta ahora. Esto puede pensarse como una sorpresa, el discurso del bussismo agradó a parte de la sociedad y se vio reflejado en las urnas. Por otro lado, el espacio de José Alperovich se sorprendió con los resultados, esperaban hacer una elección mucho mejor. Se confió en el apoyo popular sin ningún tipó de estructura, muy pocos lo acompañaron".

Compartir

Comentarios