Ribeiro

El segmento retail cayó 37 por ciento en abril.

La firma, de 109 años de historia, 85 tiendas y 1550 empleados, viene siendo afectada por la retracción en el consumo motivada por la crisis.

La crisis en el sector de electrodomésticos se siente y así da cuenta la empresa Ribeiro, que perdió tan solo en el primer trimestre del año 683,63 millones de pesos. En este sentido, la cadena de electrodómesticos fue a solicitar a la Secretaría de Trabajo de la Nación su inclusión en el proceso preventivo de crisis.

Sin embargo, el empresario Manuel Ribeiro, presidente de la cadena, aseguró hoy que "no hay riesgo de cierre" de esa compañía, ni se van a producir despidos ante la incertidumbre que genera para sus más de 1.500 empleados. 

"Estamos en un contexto recesivo. Pedimos el proceso preventivo de crisis, que no es más ni menos que para llegar a un acuerdo con los sindicatos. Además hay cambios tecnológicos, crecieron las ventas por internet, lo que significa modificaciones en la modalidad de trabajo", puntualizó el directivo.

No obstante, en declaraciones radiales reconoció que "puede haber suspensiones" de personal, pero garantizó: "No va a haber cesanteo de personal ni el sindicato puede realizar medidas de fuerza. Hay una actitud constructiva. No corremos riesgo de cierre".

 

La empresa registró una pérdida integral de en el primer trimestre del año y ese rojo se extiende hasta los 1.174,8 millones de pesos en los últimos nueve meses; durante el último año, las ventas de la compañía cayeron 35%.

 

Ribeiro cuenta con 1.550 empleados y 85 sucursales; además de electrodomésticos y tecnología, vende y financia muebles, bazar, juguetes, máquinas, herramientas, rodados, artículos de camping y regalos.

 

 

Compartir

Comentarios