Puente internacional

El puente internacional La Quiaca – Villazón se encuentra cortado por una protesta iniciada del lado boliviano.

Se impide el paso vehicular por el puente internacional que une La Quiaca con Villazón. Sólo hay movimiento peatonal

El puente internacional La Quiaca-Villazón continúa cortado del lado boliviano, generando profundo malestar en los conductores que desean transitar por ese paso.

  • El lunes no hubo circulación de peatones ni de vehículos mientras que en la víspera se permitió pasar a quienes lo hacían caminando.

La medida de la Federación de Transporte Pesado del vecino país obedece a las restricciones de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte Terrestre (Cnrt) de que realicen trabajo de cabotaje.

Juan Carlos Armaly, presidente de la Federación de Transporte Pesado de Bolivia, dijo que "no es cabotaje lo que estamos haciendo. Cabotaje significa en términos aduaneros que no se pueden hacer transporte interno, nosotros como transporte boliviano no podemos hacerlo supuestamente estamos cargando en Pampa Blanca y vamos a hacer Aduana en Güemes (Salta) pero legalmente eso está permitido, porque nosotros no vamos a descargar el trigo a Güemes sino que vamos a hacer Aduana para que de ahí nos liberen la documentación pertinente a Bolivia para que podamos pasar a nuestro país".

Insistió en que existe una malinterpretación y que están amparados en los acuerdos internacionales de la Aladi y del Mercosur, entre otros.

  • "Tanto las autoridades de Bolivia como de la Argentina deben tener reciprocidad, criterio y lógica para determinar alguna falta si es que hubiese, entonces en este punto preciso no ha habido ese actuar en la Cnrt, es malicioso, es mentiroso, es discriminatorio que está faltando a la verdad".

Armaly señaló que en Villazón se están manteniendo reuniones y conversaciones con la Cancillería y la Embajada de ambos países, entre otros para destrabar la situación.

Sin embargo anticipó que de no obtener respuesta favorable van a determinar "medidas de presión más fuertes".

Fuente: El Tribuno

Compartir

Comentarios