En abril, el ya exministro dio una entrevista defendiendo que las redes sociales deberían tener algunas leyes para evitar los excesos.

El general Carlos Alberto dos Santos Cruz.

El general Carlos Alberto dos Santos Cruz es el tercer ministro que deja el Ejecutivo brasileño y el primero del ala militar.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, destituyó este jueves al ministro Carlos Alberto dos Santos Cruz, hasta ahora al frente de la Secretaría de Gobierno. General en la reserva, Santos Cruz lideró misiones de la ONU en Haití y Congo, y se convierte ahora en el tercer ministro que deja el Ejecutivo en seis meses y el primero del ala militar, la más próxima del presidente ultraderechista. Como secretario de Gobierno era el responsable de la comunicación del Ejecutivo.

Santos Cruz será remplazado por otro general, Luiz Ramos Baptista Pereira, hasta hoy responsable del comando del Ejército de la región sureste de Brasil. Con este cambio de cartas, Bolsonaro mantiene a siete ministros que pertenecían a las Fuerzas Armadas en el Ejecutivo.

La salida de Santos Cruz ha sorprendido a los brasileños cuando aún tratan de asimilar el escándalo revelado el último domingo por una serie de informaciones publicadas por The Intercept que señalan a otro ministro de primera línea, Sérgio Moro, ex juez del caso Lava Jato.

Tras varios días de silencio, el mandatario defendió este martes públicamente a su titular de Justicia, que ha estado en el centro de la polémica tras los mensajes filtrados por la publicación digital, que lo sitúan en una posición comprometida por, supuestamente, interferir directamente en las acusaciones contra el Partido de los Trabajadores (PT, hoy en la oposición) y el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Cuando la situación parecía regresar a la normalidad, llegó el anuncio de la dimisión de Santos Cruz. Desde enero, el oficial ocupaba un cargo estratégico en la Administración brasileña, pero su figura se había visto desgastada tras haber participado en una disputa de poder con Carlos Bolsonaro, hijo del presidente y uno de los que ayudaron en la estrategia en las redes sociales, fundamental en la victoria electoral del ultraderechista.

El responsable de comunicación del Gobierno tenía una visión distinta de la del hijo del presidente, que compagina su tarea de concejal en Río de Janeiro con el dictado del rumbo de la estrategia virtual de su padre. Santos Cruz también confrontó con el escritor Olavo de Carvalho, pensador de cabecera del bolsonarismo y de quien el militar fue blanco de crítica.

Fuente: El País

Compartir

Comentarios