Obras de repavimentación en la capital

Las obras de repavimentación dañaron el arbolado urbano

El presidente de la Sociedad Amigos del Árbol, Pedro Buiatti, sostuvo que las obras de repavimentación que encara el municipio capitalino están dañando el arbolado urbano. En este sentido, aclaró que lo que se está haciendo no es podar los árboles, sino "mutilarlos".



La Municipalidad de San Miguel de Tucumán viene encarando una serie de obras de repavimentación en distintas arterias de la ciudad lo que ha ocasionado el enojo y las quejas por parte de los vecinos. 

Muchos de los automovilistas, colectiveros y taxistas manifestaron que no saben que recorrido tomar debido a que no están informados de las calles que están cortadas. 

En tanto, los transeúntes se quejaron por las molestias que se están ocasionando al momento de circular por esas zonas, tanto por la contaminación sonora, como visual y auditiva. 

A esto se le sumó en los últimos días la queja de los vecinos por el daño que se le está causando al arbolado urbano de la ciudad.

El presidente de la Sociedad Amigos del árbol, Pedro Buiatti, dijo que hace un mes aproximadamente advirtieron sobre los perjuicios que se les está ocasionando a los ejemplares.

"Nosotros hemos actuado hace un mes aproximadamente ni bien empezaron con los trabajos ante la queja de los vecinos", señaló.  

Explicó que "en esta repavimentación no se ha utilizado una máquina adecuada para calles con arbolado urbano. La máquina que está repavimentando es una máquina para rutas, eso es lo que ha obligado a que se necesiten podar las plantas para poder pasar la máquina".

En este aspecto, Buiatti sostuvo que "el error del municipio está en que no es que la máquina se ha adecuado al trabajo urbano, sino que directamente el arbolado se ha tenido que adaptar para que pasen la máquina".

Asimismo, aclaró que no se podaron los árboles porque la poda es una técnica que se realiza para resguardar el valor de la especie. "En este caso lo quen se hizo es mutilación", advirtió.  

Comentó, además, que "el trabajo en un principio se estaba haciendo con un machete. Tuvimos que intervenir para que los cortes los hagan adecuadamente con herramientas adecuadas, lo cual tampoco se ha logrado" 

Sostuvo que estos daños redundan en la penetración de enfermedades a las plantas.  "El problema son las enfermedades, el desbalanceamiento y el equilibrio", precisó. 

Para concluir, insistió que "el error ha sido contratar una empresa que no tenía máquinas adecuadas al arbolado". 

Compartir

Comentarios