Elecciones Provinciales 2019

Cuatro provincias eligen.

Santa Fe, San Luis, Formosa y Tierra del Fuego vivieron un día cargado de emociones políticas y falta de luz.

Este domingo 16 de junio vuelve a ser una jornada clave en el calendario electoral. En una semana de definiciones, el fin de semana habrá desde un enfrentamiento entre hermanos hasta la batalla por la continuidad del socialismo en Santa Fe y, por supuesto, la búsqueda de continuidad, -ya previsible-, de Gildo Insfrán en Formosa y la apuesta de Rosana Bertone a la reeleción en Tierra del Fuego.

Santa Fe

Omar Perotti, candidato a gobernador del peronismo, en Santa Fe al votar en las 
primarias el 28 de abril de 2019.

Santa Fe, el tercer distrito electoral del país, elegirá el domingo a su nuevo gobernador en una elección crucial en medio del armado nacional de las distintos frentes. Todas las proyecciones anticipan un final cerrado. El socialista Antonio Bonfatti, el peronista Omar Perotti y el radical candidato de Cambiemos, José Corral, aspiran a suceder a Miguel Lifschitz. Hoy se vivía en la provincia un viernes de tensa calma después de iniciarse a las 8 la veda electoral.

Perotti cerró ayer su campaña en una fábrica y llamó a “dar vuelta la página” en un distrito que el Frente Progresista Cívico y Social gobierna desde 2007.

Rodeado de operarios reafirmó su perfil productivista. Antes se mostró en distintas localidades con María Eugenia Bielsa, su rival derrotada en la Paso. Los votos de su adversaria serán clave para sus aspiraciones y las del peronismo. El candidato a la gobernación cosechó 465 mil votos en la interna y Bielsa otros 239 mil. Su apuesta es evitar cualquier fuga.

El Frente Juntos fue el más votado. Pero Bonfatti, que ya gobernó Santa Fe entre 2011 y 2015, fue el que más voluntades cosechó individualmente. Alcanzó los 510 mil sufragios.

El socialista realizó su último acto en un club de la zona sur de Rosario. Allí llamó “a defender lo hecho”. El FPCyS espera que se repita el mismo final de todas las elecciones provinciales desarrolladas en 2019, donde se impusieron los oficialismos. Para ello intentó polarizar la disputa con el peronismo, buscando correr de la escena a Corral para seducir a una parte del electorado de Cambiemos.

El radical corre desde atrás. En la primaria quedó tercero. Ayer cerró su campaña tomando contacto con la gente a través de las redes sociales, con una transmisión en vivo. Corral insiste en marcar que en la Paso todavía no estaba instalada su figura, por lo que espera incrementar sus números de abril, cuando llegó a los 322 votos.

Las encuestas, que en algunos casos señalan a Perotti o a Bonfatti como ganador coinciden sólo en un punto: Cambiemos ocuparía el tercer lugar.  La disputa, tal como sucedió en 2011 y 2015, será pareja.

San Luis

Alberto Rodríguez Saá, el gobernador de San Luis que va por la reelección.

La elección entrará a la historia y marcará una una bisagra pues es la primera vez que los hermanos Adolfo y Alberto Rodriguez Saá se enfrentarán por la gobernación. Ante ese escenario de ruptura en el oficialismo que gobierna desde 1983, Claudio Poggi concentra a toda la oposición y podría tener grandes posibilidades de triunfo.

Mas de 382 mil empadronados asistirán a las 1207 mesas distribuidas en toda la provincia y que serán custodiadas por unos 900 efectivos de la Policía Federal. Se aplicará un sistema nuevo de recuento provisorio que según promete la Secretaria Electoral Provincial Ana Giménez Lanza será rápido y a las 21 se podrán conocer los primeros resultados.

En la tensa espera por la veda electoral, los candidatos de las seis fórmulas a gobernador y vice que se presentarán este domingo, ultiman detalles para ubicar fiscales en cada mesa, ajustar detalles de logística y comunicar a la prensa el lugar y horario de votación de sus candidatos. El gobernador Alberto Rodríguez Saá que va por la reelección por el Frente de Unidad Justicialista aun este viernes no ha comunicado el horario de concurrencia a votar. Su hermano Adolfo, actual senador nacional y candidato a gobernador por Juntos por la Gente, anticipó su votación a las 10.30 en una escuela Gobernador Mendoza de la localidad de Potrero de los Funes donde vive, a unos 10 kilómetros de la capital puntana.

Claudio Poggi, con su frente San Luis Unido estará votando a las 9.15 en la Escuela Normal Mixta Juan Pascual Pringles de la ciudad capital.

A esas tres figuras que se ubican en la grilla de los posibles mas votados, se suman tres formulas más: El Socialismo con Italo Gallardo Muñoz, el Movimiento Socialista de los Trabajadores con Iván Amado y el único partido vecinalista de Unión Vecinal Provincial que lidera Adrián Gustavo Silvera.

En la provincia, nadie arriesga un resultado para este domingo porque es la primera vez que los dos líderes peronistas con mayor poder de los últimos 36 años nunca se habían distanciado a punto tal de presentar sus ejércitos electorales enfrentados. Al estilo de los grandes caudillos, tanto uno como otro han venido exhibiendo sus fuerzas por los medios desde comienzos de año cuando la mayor parte de los analistas dudaban de esa fractura y solo sospechaban de una puesta en escena para polarizar el electorado provincial y evitar la injerencia nacional. Por eso fue convocada la elección en fecha diferenciada a la nacional, como la mayoría de los distritos. Sin embargo, con el correr de los meses esas peleas mediáticas se tradujeron en actos de ruptura real cuando el actual gobernador Alberto desplazó a su hermano Adolfo del PJ, nombró a su propio staff partidario y lo expulsó junto a otros cien dirigentes. Adolfo, que era el presidente del Consejo Provincial no tuvo otra que refugiarse en un armado propio y conformó un frente junto al MID y a partidos vecinales. Inscribió su propio frente y mostró que la pelea era cierta al acusar a su hermano de "haber violado un pacto previo cuando fue la elección a senador nacional en el 2017".

La pelea no hizo más que alimentar el fervor de los opositores que se aglutinaron tras la figura del senador nacional Claudio Poggi, que logró reunir su partido Avanzar con fuerzas como la UCR y del actual intendente Enrique Ponce (proveniente del Kirchnerismo pero alejado del actual armado K) y conformó su formula que sorprendió al haber recibido le bendición del propio presidente Mauricio Macri que pone sus fichas para que desplace a los hermanos Rodríguez Saá sentados en el poder desde 1983. Junto a Poggi. 

A su vez, la Justicia Electoral Provincial ordenó al gobierno de San Luis que cese "prácticas clientelares" y deje de repartir colchones, frazadas, chapas, camas, ropa y dinero a los electores para pedirles que voten al gobernador Alberto Rodríguez Saá, e idéntica medida notificó a la Intendencia de Villa Mercedes, por hacer tareas similares pero para promover el voto a Adolfo Rodríguez Saá.

La información fue confirmada a la agencia oficial de noticias Télam el viernes a la noche por el juez electoral provincial, Fernando Spagnuolo, quien precisó que las notificaciones fueron realizadas al Ministerio de Desarrollo Social del gobierno de San Luis y a la Intendencia de Villa Mercedes, tras presentaciones del Frente San Luis Unido, que postula como gobernador al senador nacional Claudio Poggi.

Formosa

Gildo Insfrán, el gobernadior de Formosa. Va por su séptimo período.

El gobernador de Formosa Gildo Insfrán buscará su séptimo mandato consecutivo gracias a que en su provincia rige la reelección indefinida. La oposición se aglutinó en el Frente Amplio, una coalición que tiene representantes del Ejecutivo nacional, aunque está liderada por el peronista Adrián Bogado, en una coalición que componen el PRO y el radicalismo, entre otros. El candidato de la oposición es hijo del ex vice de Insfrán Floro Bogado.

Insfrán administra Formosa desde 1995. En 2015 alcanzó su sexto mandato con el 73% de los votos. En distintos sectores de la política se espera un contundente triunfo del oficialismo provincial.

Siempre crítico del macrismo, Insfrán va por más y sostiene que la Argentina tiene "nuevamente una situación peor que la de 2001" y aseguró que "en 2019 vuelve un gobierno nacional y popular" en alusión al binomio Fernández-Fernández. El mandatario asegura que en un año "se perdieron 270.000 puestos de trabajo" y acusa a Mauricio Macri "de seguir diciendo que vamos por el buen camino, mientras la inflación llega al 18% este año, con un acumulado anual del 55%".

Tierra del Fuego

Rosana Bertone va por la reelección en Tierra del Fuego.

En Tierra del Fuego algo más de 130 mil ciudadanos tendrán que definir si le otorgan la reelección a la gobernadora Rosana Bertone, afín al kirchnerismo pero con buen diálogo con la Casa Rosada, o si optan por Gustavo Melella, el intendente de Río Grande que se presenta por Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina (Forja) o avalan a Juan Rodríguez, referente de cambiemos con el frente Ser Fueguino.

Sin embargo, en las últimas horas hubo un hecho inesperado. Unidad Fueguina presentó una impugnación ante la Junta Electoral al acuerdo de sumatoria de votos del MPF y FORJA, para la fórmula a la gobernación Melella-Urquiza.

"Es muy grave que a tres días de la elección quieran hacer intervenir a la Justicia en una cuestión netamente electoral. Las elecciones se ganan o se pierden en las urnas" dijo Melella.

La Junta Electoral de Tierra del Fuego finalmente este sábado hizo lugar a una impugnación presentada por Unidad Fueguina, la alianza que postula la reelección de la gobernadora Rosana Bertone, y modificó los acuerdos de listas colectoras pertenecientes a Concertación Forja, la principal fuerza opositora que postula como gobernador al intendente de Río Grande, Gustavo Mellela.

La decisión de las autoridades electorales solo involucra a los acuerdos de sumatorias de votos de Forja para los estamentos legislativos (la legislatura provincial y los concejos deliberantes), y no a la fórmula de gobernador y vice que participará de los comicios con las mismas colectoras originales, aclararon a Télam fuentes oficiales.

Compartir

Comentarios