Casa Rosada

Elecciones 2019

La definición de las fórmulas presidenciales preanuncian un proceso electoral polarizado y dirigido al votante independiente.


"El objetivo de Mauricio Macri al elegir a Miguel Pichetto es dar un argumento para que los votantes anti-K del PJ puedan votar a Cambiemos, ahora Juntos por el Cambio", asegura Rosendo Fraga (Nueva Mayoría).

Para el consultor "Macri, de ganar, enfrenta un escenario más difícil que en el primer mandato e incluso puede tener menos bancas en el Congreso que ahora. En este tipo de situación, la negociación con sectores del peronismo será decisiva para gestar acuerdos de gobernabilidad, y en eso Pichetto es experto".

Jorge Giacobbe (Giacobbe & Asociados) aseguró que "todos acumulan para el mismo público. Con Pichetto, Macri apunta al peronismo no K. Y con Alberto Fernández, Cristina Kirchner también. Es como si cada uno quisiera cambiar parte de su PH, de sus formulas, para decir: vieron que no somos tan puros".

"En ambos casos se trata de apuesta por los operadores-armadores sobre los líderes carismáticos", subrayó la consultora Shila Vilker (Trespuntozero), ya que "son elecciones (las de Alberto Fernández y Miguel Pichetto) que buscan dar más previsibilidad y que comparten muchas cosas, como una buena relación con gobernadores e intendentes y con la Justicia. Y que no son resistidos por el mercado".

 

"En las dos fórmulas se busca captar el segmento independiente, la decisión de Cristina Kirchner eligiendo a Alberto Fernández, y a Mauricio Macri colocando a MIguel Pichetto como vice van en ese sentido, porque es ese segmento el que va a definir la elección", dijo Roberto Bacman (CEOP), quien anticipa una "mayor polarización a la esperada entre el Gobierno y el peronismo".

"Pichetto no resuelve la elección. Va en busca de ese tercio de la opinión pública que no quiere ni a Macri ni a Cristina. Ese espacio del medio ahora quedó astillado, con muchas propuestas para ese segmento, y es ahí donde van a buscar los votos que le faltan Juntos para el Cambio y el Frente de Todos", explica Giacobbe.

En cuanto al peronismo, Bacman sostuvo que "quedó prácticamente abroquelado y puede volver a su piso histórico" y consideró que "lo que aporte Sergio Massa va a tener que ver con cómo sus votantes procesen lo que pasó hasta ahora", es decir su salto de Alternativa Federal a la alianza PJ-Unidad Ciudadana.

Para Vilker "el acuerdo con Massa le puede aportar al peronismo puntos decisivos, ya que hoy por hoy cada punto puede valer mucho, sobretodo en un escenario como el actual".

Para Giacobbe, en cambio, el ex intendente de Tigre "no le suma nada sustancial al peronismo, la mayor importancia es que no se lo lleve el otro".

Sobre el impacto que las alianzas inscriptas el miércoles tendrán en la intención de voto los analistas consultados por Télam coinciden que habrá que esperar a que las fórmulas "se asienten" y que los primeros números se tendrán recién en 15 días.

"En nuestra última medición –explicó Vilker- había una diferencia a favor del peronismo pero en las últimas semanas empezamos a registrar un cambio de ánimo, que tiene que ver con una mejor valoración del gobierno y una mejor expectativa respecto al futuro, que es muy probable que se traduzca en una mejora en la intención de voto para el oficialismo".

Para la analista esto "es clave para el Gobierno, ya que estaría recuperando lo propio. Sobre esta base, la de recuperar lo propio, es que Juntos por el Cambio asienta sus esperanzas. Por eso creo que vamos a tener un escenario electoral muy competitivo".

Compartir

Comentarios