Alberto Rodríguez Saá

Elecciones 2019

Le sacó ventaja al candidato de Cambiemos. Su hermano quedó tercero. Dijo que fue un triunfo “excepcional”.

En una elección que tenía como gran atractivo la batalla entre los hermanos Rodríguez Saá, el actual gobernador, Alberto, fue reelecto, se impuso sobre su hermano Adolfo y el candidato de Cambiemos Claudio Poggi y seguirá administrando su provincia.

Su hermano Adolfo que pretendió arrebatarle el poder admitió la derrota temprano. "Nos quedamos atrás", dijo. El senador se ubicó tercero y anunció que seguirá su carrera como legislador nacional.

En una elección que tenía como gran atractivo la batalla entre los hermanos Rodríguez Saá, el actual gobernador, Alberto, fue reelecto, se impuso sobre su hermano Adolfo y el candidato de Cambiemos Claudio Poggi y seguirá administrando su provincia.

Su hermano Adolfo que pretendió arrebatarle el poder admitió la derrota temprano. "Nos quedamos atrás", dijo. El senador se ubicó tercero y anunció que seguirá su carrera como legislador nacional.

El otro factor fue el intenso frío que llevó la temperatura cerca del cero y hasta nevó en las sierras. El tercer factor histórico se trataba de lo político pues era la primera vez desde 1983 que los hermanos Rodríguez Saá competían separados por el poder provincial.

Después de la siesta los puntanos lograron recuperar el optimismo y la sonrisa cuando se encendieron las luces y comenzaron a cargarse los miles de teléfonos celulares para poder comunicarse. Muchos de esos aparatos fueron usados por los fiscales para enviar fotos con copias de las actas de escrutinio.

Después, cerca de las 18 se especuló con que el cierre se postergaría por haber iniciado más tarde de lo previsto el comicio pero la Justicia Electoral provincial decidió dar por finalizada la elección y esperar a que la gente culminará de pasar por el cuarto oscuro.

El otro factor fue el intenso frío que llevó la temperatura cerca del cero y hasta nevó en las sierras. El tercer factor histórico se trataba de lo político pues era la primera vez desde 1983 que los hermanos Rodríguez Saá competían separados por el poder provincial.

Después de la siesta los puntanos lograron recuperar el optimismo y la sonrisa cuando se encendieron las luces y comenzaron a cargarse los miles de teléfonos celulares para poder comunicarse. Muchos de esos aparatos fueron usados por los fiscales para enviar fotos con copias de las actas de escrutinio.

Después, cerca de las 18 se especuló con que el cierre se postergaría por haber iniciado más tarde de lo previsto el comicio pero la Justicia Electoral provincial decidió dar por finalizada la elección y esperar a que la gente culminará de pasar por el cuarto oscuro.

Compartir

Comentarios