Tinder, cerca de ir a juicio.

Recientemente, la compañía ha sido obligada a compartir los datos de los usuarios con el gobierno ruso.

Sean Rad, Justin Mateen y Jonathan Badeen demandaron a la firma Match Group y su principal accionista por una supuesta manipulación de datos financieros.

El juicio por la demanda que interpusieron los cofundadores de Tinder (Sean Rad, Justin Mateen y Jonathan Badeen) contra la empresa matriz de la aplicación de citas está cada vez más cerca.

Los cofundadores de la compañía demandaron a la empresa matriz de Tinder, Match Group, y a su principal accionista IAC por 2 millónes de dólares por una supuesta manipulación de datos financieros.

Ante esto, Greg Leaf, CEO de Match Group, presentó una moción en la Corte Suprema de Nueva York para que desestimaran el caso y, de esta forma, evitar el pago de la demanda.

Sin embargo, Saliann Scarpulla, jueza de la Corte Suprema de Nueva York, ha rechazado recientemente la moción de la empresa matriz de Tinder para desestimar la demanda. De esta forma, Sean Rad, Justin Mateen y Jonathan Badeen pueden seguir con el procedimiento de demanda.

Uno de los abogados de los demandantes ha mostrado su satisfacción al rechazo de la jueza a la moción de la empresa matriz para intentar desestimar la demanda. El letrado ha asegurado que lo que pretendían Match Group y su principal accionista era sabotear el camino para que el caso vaya a juicio. «Match Group robó a los fundadores y empleados de Tinder y ahora será responsabilizado por un jurado por su esquema multimillonario», ha recriminado el abogado a las compañía.

El motivo de la demanda se remonta al año 2018, cuando el ejecutivo Sean Rad y su equipo de cofundadores decidieron demandar a la compañía por fraude financiero en el enriquecimiento.

No obstante, esta no es la única polémica en la que está inmersa Tinder. Recientemente, la compañía ha sido obligada a compartir los datos de los usuarios con el gobierno ruso. Las autoridades rusas solicitaron a la plataforma que entregase datos de las cuentas, así como mensajes o fotos. El Kremlin quiere almacenar estos datos en sus servidores.

Fuente: TreceBits.

Compartir

Comentarios