El titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso, dijo que trabajan para saldar todos los litigios y no sólo los 50.000 que tienen sentencia de la Corte Suprema. Trabajan en un esquema de pagos sin bonos.


El titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), Emilio Basavilbaso, dijo que el organismo trabaja en un plan de pagos para saldar este año unos 250.000 juicios a favor de jubilados por actualización de haberes.

La intencion del Gobierno es pagar no sólo los 50.000 juicios que ya tienen sentencia firme de la Corte Suprema, sino todos los expedientes que se acumulan en las distintas instancias judiciales. "Queremos corregir este problema no sólo para los que tienen sentencia, sino para todos", dijo Basavilbaso a la radio Ciudad.

Se trata de los juicios de jubilados que iniciaron reclamos por actualización de haberes entre 2003 y 2006 y tienen el fallo Badaro de la Corte Suprema como referencia.

PLANES DE PAGOS

La ANSES trabaja en distintas alternativas para saldar esas sentencias, mucho más onerosas que los $ 12.500 millones que tiene presupuestados el organismo para pagar juicios durante este año.

"Lo que más nos gustaría es hacer un pago que no sea con bonos", dijo Basavilbaso. "Estamos haciendo los cálculos para pagarlos sin bonos", insistió.

El organismo sí podría implementar un plan de cuotas. Saldar los juicios en un pago "es muy difícil, porque no tenemos el dinero para poder hacerlo", dijo Basavilbaso.

Otra opción, afirmó, sería establecer prioridades de cobro para saldar primero las deudas con personas de más edad. "Estamos viendo casos de jubilados de más de 85 años (con juicios) y puede ser un buen criterio empezar pagando a los que tienen edad avanzda", dijo el funcionario.

"ESTE AÑO"

"Queremos que sea este año", prosiguió, pero no dio ,más detalles. "No sólo participa ANSES, sino también otras áreas... va a tener que pasar por el Congreso", explicó.

En el oficialismo deslizaron la posibilidad de que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) podría vender las acciones de empresas privadas que la ANSES tiene en su patrimonio desde la estatización de las AFJP.

Esa participación accionaria está blindada por ley, por lo que la administración de Mauricio Macri deberá conseguir el permiso de venta en el Congreso. En en espacio admiten que noy no tiene la mayoría de legisladores necesaria para hacerlo. 

Además, la venta compulsiva de acciones erosionaría el patrimonio de la ANSES, ya que haría bajar el precio de esas participaciones.

"Queremos ser prudentes y remarcar que estamos trabajando", dijo Basavilbaso.

Compartir

Comentarios