Mañana se conmemora un nuevo Día de la Bandera.

Yanicelli destacó el coraje civil que llevó adelante Belgrano en su vida.

Luis Yanicelli, presidente del Instituto Belgraniano, meditó que cada teórico del país de 'la buena doctrina' "tiene un pensamiento" afín al prócer. Lo consideró un adelantado a su época.


En vísperas de un nuevo 20 de junio, denominado como el Día de la Bandera por el fallecimiento de su creador, Manuel Belgrano, el presidente del Instituto Belgraniano, Luis Yanicelli, se encargó de mantener vivo su legado ideológico y las proezas de un prócer que fue partícipe fundamental en la concepción de un país independiente.

El abogado e historiador hizo un recorrido por la vida política y patriota de Belgrano, iniciando el mismo por su protagonismo en lo que en la actualidad es el norte del país, traduciéndolo como "el escenario de la vida política" del prócer: "la Batalla de Tucumán fue decisiva para la Independencia, protagonizada por mayoría de milicianos que se convierten en soldados para luchar por la misma. Un mes antes protagonizó el éxodo jujeño".

"El de Belgrano es un pensamiento integrativo y tenía claro que América tenía que ser mestiza", indicó Yanicelli en conversación con LV12, al tiempo que resaltó los rasgos personales llevados a su caracter: "era una adelantado para su época pero tenía coraje civil para actuar de acuerdo a lo que pensaba, es muy poco común hoy y en todos los tiempos, un líder con pocas especulaciones, era un personaje enérgico, quizás uno de los más enérgicos de toda la historia".

Para finalizar, resaltó la consideración que tenían en sí "todos los teóricos del país de la buena doctrina", destacó que "tienen un origen en el pensamiento belgraniano, todos giran ahí, el modelo de educación de Sarmiento también, si usted quiere poner un padre de la educación, ese es Belgrano".

Compartir

Comentarios