Operarán a Del Potro por fractura en la rótula derecha.

Es la misma zona donde se lesionó el año pasado en la gira asiática.

Ni su peor enemigo le desearía su historial físico: el tandilense volvió a lesionarse de su rodilla derecha, pasará nuevamente por un quirófano y estará alejado de las canchas.

Es la peor noticia para Juan Martín del Potro, que no tiene paz: se confirmó que sufrió una nueva fractura en la rótula derecha, una lesión más de su larga cronología, que lo dejará inactivo para lo que resta del año. Al tenista no le queda alternativa: se someterá a una cirugía en la zona afectada.

La fractura se produjo ayer en el debut del ATP 500 de Queen's, en la victoria sobre Denis Shapovalov. En el octavo game del segundo parcial, el argentino avanzó hacia la red para devolver un tiro del canadiense, se resbaló, la pierna derecha se le flexionó más de la cuenta, la rodilla se le exigió y, luego del partido, se le inflamó mucho la zona.

Muy dolorido en la rodilla, Del Potro se dirigió a una clínica de Londres para hacerse estudios, acompañado por su kinesiólogo principal, Diego Rodríguez, y por su preparador físico, Leonardo Jorge. También estuvo en contacto con el equipo, vía telefónica, el médico español Ángel Ruiz Cotorro, quien tomó la posta de la situación luego de las diferencias surgidas con Jorge Batista, responsable del departamento médico de Boca. Batista lo había atendido en su primera fractura, sufrida en el Masters 1000 de Shanghai en el partido ante el croata Borna Coric.

Así, el jugador de 30 años y actual 12º del circuito canceló su participación en Queen's, tanto en el cuadro individual (debía enfrentarse con el español Feliciano López) como en el de dobles (tenía programado jugar junto con el marplatense Horacio Zeballos por primera vez a nivel ATP).

Después de aquella lesión en Shanghai, el tandilense volvió a competir en febrero, luego de 131 días alejado de los courts: fue en Delray Beach y, sin estar en buenas condiciones físicas, jugó tres partidos y volvió a parar. Reapareció el 8 de mayo, en Madrid (perdió frente a Laslo Djere). Luego disputó tres partidos en Roma (perdió en los cuartos de final ante Novak Djokovic, en un duelo de tres horas, desaprovechando dos match points). Y viajó a Roland Garros, donde no mostró problemas en la rodilla y se despidió en los octavos de final, frente a Karen Khachanov.

La fractura de la rodilla derecha es un eslabón más de una cadena de padecimientos y angustias que a Del Potro le complicó la carrera y que lo dejó muy cerca del retiro en 2015, cuando no hallaba soluciones para su muñeca izquierda operada en tres oportunidades. Entre una lesión y la otra, entre la primera cirugía de muñeca derecha (en 2010) y las tres en la izquierda (entre 2014 y 2015), el tenista entrenado por Sebastián Prieto perdió más de tres temporadas de competencia. Así y todo, se convirtió en un ejemplo de resiliencia y sus regresos fueron explosivos y milagrosos, con resultados fenomenales. De todos modos, su paciencia se va agotando y, a tres meses de cumplir 31 años, su capacidad de recuperación no es la misma de hace algunos años. El destino, otra vez, complica a Del Potro. A esta altura, ya parece una broma de mal gusto, pero es real.

Fuente: La Nación.

Compartir

Comentarios