grupos neonazis

Preocupa la relación de los partidos de derecha con el neonazismo.

Investigan si estas facciones están detrás del asesinato del político conservador alemán Walter Luebcke.

El gobierno de la canciller Angela Merkel calificó este sábado a la extrema derecha como un "peligro muy real" para Alemania y el mundo, mientras se investiga el crimen de un político conservador asesinado supuestamente por una persona cercana a grupos neonazis.

El ministro del Interior, Horst Seehofer, dijo a la prensa que si se confirma que grupos neonazis están detrás del asesinato del político conservador Walter Luebcke "sería una situación realmente peligrosa".

La policía informó que un neonazi, de 45 años, presuntamente mató a este miembro de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de un disparo en la cabeza, cuando el jefe del gobierno local de Kassel se encontraba en la terraza de su vivienda en la localidad de Wolfhagen-Istha, el pasado 2 de junio.

La policía judicial del Estado del Sajonia investiga posibles contactos entre un sospechoso del asesinato -cuyo nombre no trascendió- y formaciones de extrema derecha.

Seehofer dijo que si se confirma la participación de estos grupos en el crimen sería "un peligro muy real" para Alemania y comparó a los neonazis con el fundamentalismo islámico y los llamados "Reichsbuerger" ("ciudadanos del Reich"), que niegan el Holocausto y la legitimidad del Estado alemán.

El ministro del Interior alemán manifestó su intención de "dotar de más fuerza al Estado de derecho" y dijo que este asesinato lo lleva a "emplear todos los recursos para aumentar la seguridad" en el país.

Compartir

Comentarios