Donald Trump

Elizabeth Jean Carroll

Elizabeth Jean Carroll aseguró que el presidente de Estados Unidos abusó sexualmente de ella en 1995, en el interior de un probador de una conocida tienda de Nueva York.

La periodista y escritora Elizabeth Jean Carroll aseguró que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la violó a finales de 1995 en el probador de una conocida tienda de Nueva York, según relata en un libro que se publicará el mes que viene y que hoy adelantó la revista New York.

"Esto es lo que llevaba puesto hace casi 24 años cuando Trump me atacó en un probador de Bergdorf Goodman", así título su tapa la revista New York con una foto de Carroll, autora de la acusación y del artículo en primera persona que centra el nuevo número de la revista.

De su lado, Trump negó rotundamente haber violado a Carroll y aseguró que ni siquiera la conoce, además de insinuar que la oposición demócrata está detrás de la denuncia y subrayar que no hay ninguna prueba del supuesto asalto.

El martes de esta semana Trump lanzó en el estado de Florida su campaña para ser reelecto en las elecciones presidenciales de finales de 2020.

Carroll, conocida por su columna de consejos "Ask E. Jean" en la revista Elle, cuenta en detalle que se encontró con Trump en el centro comercial Bergdorf de Manhattan y que él le dijo "Ey, ¡tú eres esa señora de los consejos!", a lo que ella respondió: "Ey, ¡tú eres el magnate inmobiliario!".

Tras una breve charla, el ahora mandatario estadounidense le pidió "ayuda" para comprar un regalo a una "chica", ella accedió, y comenzaron una ruta por el centro comercial, buscando entre carteras, sombreros, pieles y lencería.

La mujer relata cómo Trump iba haciendo comentarios presumiendo de su riqueza y de que se planteó comprar ese centro comercial y que incluso la llamó vieja, cuando ella le dijo que tenía 52 años, aproximadamente la misma edad que él.

Al llegar a la sección de lencería, Trump la instó a probarse una de las piezas, ante lo que ambos juguetearon y ella le pidió que fuera él quien se pusiera la prenda.

Cuando se cerró la puerta del probador, el multimillonario "me embistió, me empujó contra la pared, golpeándome la cabeza muy fuerte, y puso su boca sobre mis labios", de acuerdo con el relato de la mujer.

Carroll, en shock, actuó riéndose y empujándolo hacia atrás, pero él la agarró y la empujó de nuevo contra la pared y le bajó las medias, asegura, citada por la agencia de noticias EFE.

"Al momento siguiente, todavía vistiendo su atuendo de empresario, abre su sobretodo, se baja el cierre del pantalón y, forzando sus dedos alrededor de mi zona íntima, empuja su pene dentro de mí", narró la periodista.

La periodista también respondió por anticipado a las preguntas que sabe que este episodio puede propiciar: ¿Por qué no lo denunció antes? "Recibir amenazas de muerte, tener que abandonar mi casa, ser despedida, arrastrada por el barro, y unirme a las 15 mujeres que salieron con historias creíbles sobre cómo el hombre las agarró, molestó, menospreció, maltrató, acosó sexualmente y violó, solo para ver cómo ese hombre le da la vuelta, niega, amenaza y ataca, nunca sonó divertido", remarcó, según el sitio de noticias estadounidense Vox.

Trump, por su parte, rechazó tajantemente haber violado a Carroll e insinuó que la oposición demócrata está detrás de la denuncia.

"Respecto a la 'noticia' de E. Jean Carroll, que afirma que nos encontramos hace 24 años en Bergdorf Goodman: No he conocido a esta persona nunca en mi vida. Está intentando vender un nuevo libro, y eso debería dejar clara su motivación. Debería venderse en la sección de ficción", lanzó Trump en un comunicado.

Además, pidió que "si alguien tiene información de que el Partido Demócrata" pueda estar "trabajando con la señora Carroll" le avisen "cuanto antes".

Previamente, la Casa Blanca había emitido un comunicado para negar los hechos:

"Es una historia completamente falsa y poco realista que sale 24 años después de los supuestos hechos. Fue creada para perjudicar al presidente", según reprodujo el diario The New York Times.

En su denuncia, Carroll no sólo incluyó a Trump: también acusó a otros ejecutivos y políticos. "Lamentablemente Trump no fue el primero" que la agredió sexualmente, "pero si fue el último", concluyó.

Compartir

Comentarios