San Jorge abondonó el encuentro.

El conjunto tucumano abandonó el campo de juego.

Luego de la retirada del equipo en repudio de la actuación del árbitro principal, Gastón Sáez, presidente del Expreso, denunció que le anunciaron previamente la intención de que Alvarado ascienda.

Un insólito final tuvo en Mar del Plata el partido que definió el último ascenso a la Primera B Nacional entre Alvarado y San Jorge : los dirigidos por Nazareno Godoy primero se sentaron en el césped y luego se retiraron de la cancha en protesta con la actuación del árbitro.

El equipo marplatense ganaba 1 a 0 con un gol de Emiliano López, en el descuento del primer tiempo. Más allá de la protesta de los jugadores del "Expreso", por un supuesto off side del delantero, López estaba habilitado al convertir.

Pero en ese tumulto visitante hacia el árbitro Adrián Franklin, y el juez echó a Enzo Guardia. Antes había expulsado a David Valdez por doble amarilla, también de manera polémica.

Al regresar luego del entretiempo, con nueve jugadores en la cancha, todo iba normal hasta los cinco minutos del complemento. Entonces los visitantes se sentaron en el césped para no seguir jugando. Y minutos después se pararon para retirarse del campo de juego.

"Laburamos todo el año para esto y es un robo lo que nos hicieron. No nos pueden dirigir así", comentó Guardia. "Nos robaron en la cara. Esperábamos un pésimo arbitraje, pero no esto", comentó un compañero suyo.

Compartir

Comentarios