Argentina volvió a pedir la nulidad de la causa YPF.

El final de este año sería la fecha límite para conocer la sentencia.

En búsqueda de aplazar la sentencia en Estados Unidos, el Gobierno nacional y desde la empresa petrolera emitieron escritos luego del revés del Tribunal estadounidense.

El Gobierno nacional y la empresa estatal YPF presentaron en las últimas horas de ayer sendos escritos para pedir que se desestime la causa contra la petrolera argentina por la estatización que se realizó en 2012 y que podría tener sentencia en los próximos meses. La estrategia judicial argentina se activó horas después de que la Corte Suprema de los Estados Unidos se negara a tomar la causa en donde se pedía el traslado de la demanda a tribunales locales.

La presentación buscará revisar la causa que comenzará su proceso en uno de los tribunales del Distrito Sur de Manhattan a cargo de Loretta Preska, una jueza de primera instancia que ya falló en contra de los intereses argentinos hace tres años. "Es una estrategia que busca embarrar la cancha porque cuenta con argumentos similares a los que se presentaron desde el inicio de la causa, sin demasiadas novedades para analizar", señaló Sebastián Maril, especialista en deuda soberana y CEO de Fin.Guru.

Existen tres argumentos que esgrimió el Gobierno: Que la Corte de la jueza Preska "no tiene jurisdicción ya que el estatuto de YPF está regido por ley argentina; que "ha identificado testigos encarcelados que ayudarán a la causa"; y que "Las Petersen no tienen status legal sobre el caso".

Al desestimar el caso, la Corte Suprema de EE.UU. dejó firme fallos de tribunales inferiores para tramitar la demanda en territorio estadounidense, que está estimada en US$1.800 millones de piso aunque algunos afirman que podría ascender hasta los US$2.000 millones.

Si la jueza Preska rechaza los reclamos interpuestos por el Gobierno argentino, el final de este año sería la fecha límite para conocer la sentencia ante la demanda presentada por Petersen Energía Inversora SAU, una subsidiaria de Grupo Petersen que era propietaria del 25% de YPF. La demanda acusa a Argentina de expropiar el 51% de YPF SA en 2012 en violación de un estatuto de la compañía que requiere que cualquier oferta de adquisición sea acompañada por una oferta pública.

Antes de tomar esta decisión contra la estrategia argentina, el máximo tribunal estadounidense le había pedido opinión al "solicitor general" (equivalente al procurador argentino) de los Estados Unidos, Noel Francisco, quien se expresó en contra del país.

Fuente: Bae Negocios.

Compartir

Comentarios