Pampita Online Net

Pampita y un mal recuerdo de un momento "cholulo" con De Niro

La modelo no se esperaba la reacción del famoso y, en su programa, aconsejó que nadie se le acerque. A Georgina Barbarossa le fue mejor.

Pampita está acostumbrada a los pedidos de selfies en la calle y en eventos, así que cuando recibió un rotundo "no" de una estrella de Hollywood, ese gesto le quedó marcado para siempre.

En una charla con Leo Sbaraglia en Pampita Online, la conductora recordó un encuentro que tuvo con Robert De Niro. El tema surgió cuando quiso saber si el actor argentino se había cruzado a alguna figura importante en el Festival de Cannes, que suele reunir a la élite del cine mundial, pero él dio a entender que no tiene una personalidad "cholula".

"Mirá, trabajé con Robert De Niro y no me animé a pedirle una foto (compartieron cartel en la película Red lights)", recordó Sbaraglia. Pampita entonces aprovechó para darle un consejo: "No le pidas. Yo le pedí y me dijo que no, no le gusta". La modelo no dio detalles de las circunstancias de aquel encuentro.

Sbaraglia agradeció no haberse animado al pedido y completó la historia. Aunque no hubo foto, contó que charló durante diez minutos con su colega en su motorhome. Lo definió como "un tipo muy cálido". "Fue hermoso, eso no me lo borra nadie. La imagen la tengo acá (en el corazón) y es mucho más importante que cualquier otra. Hablamos mucho de la Argentina, de Lito Cruz", agregó.

Una famosa que tuvo una experiencia totalmente opuesta la de Pampita es Georgina Barbarossa. En 2018, en PH, Podemos hablar, contó que tuvo la oportunidad de pasar la noche con la estrella de Hollywood, pero al final lo rechazó. Fue hace 28 años, en su primer viaje a Nueva York. Ni bien llegó a la ciudad se contactó con Cruz, amigo de De Niro, para poder conocer al actor. Como no tuvo éxito, fue a su restaurante en Tribeca y le dejó una carta donde le contaba quién era.

De Niro la llamó y después de una larga charla, le peguntó qué iba a hacer esa noche. Georgina tenía planes para ir a ver a Woody Allen tocar el clarinete. "Lo invité pero él me dijo que 'no' que nos encontremos después, y le dije que 'no' porque tenía entradas para ir a ver a El fantasma de la ópera. Estaba nerviosa en vez de decirle 'please, fuck me now', no le dije nada", lamentó.

Hoy su actitud sería diferente, reconoció: "Me lo aprieto contra una pared".

Compartir

Comentarios