Otras películas.

Los protagonistas de "No soy tu mami".

Llega la película argentina "No soy tu mami". Además se estrena la tercera entrega de Annabelle y un drama español Garabandal.


Esta semana hay tres nuevos estrenos: 
Julieta Díaz y Pablo Echarri protagonizan “No soy tu mami”. La comedia cuenta la historia de Paula quien dirige una revista femenina liberal, donde despliega sus posiciones independientes, que muchas veces van en contra de los mandatos sociales de una sociedad machista. Para levantar las alicaídas ventas de la publicación, comienza a firmar una columna semanal que titula “Razones para no ser madre”, orientada a derribar todos los mitos sobre la maternidad y en defensa de su decisión de no tener hijos, sino de vivir su vida afectiva en absoluta libertad.

De pronto, se convierte en un éxito editorial, lo que incluso la sorprende a ella misma. Pero todas sus posiciones comenzarán a resquebrajarse cuando al edificio que ocupa llega un nuevo y galán vecino. Tiene un único (y gran defecto): es padre de una pequeña hija de cinco años con la que convive, cuya madre se fue a Finlandia para desplegar su carrera.

El segundo estreno está en manos de “Annabelle III”. Los demonólogos se hacen con la muñeca maldita para estudiarla en una habitación que tienen destinada para ese fin en su casa, bajo estrictas medidas de seguridad y prohibición de entrada. Pero cuando su hija Judy invita a sus amigas a una noche de juegos infantiles, una de ellas no hace caso a las reglas y entra en la habitación. Con Annabelle y los demás espíritus malignos despiertos, el peligro llena el lugar.

El último estreno es “Garabandal”. En San Sebastián de Garabandal, una pequeña aldea del norte de España, cuatro niñas afirman haber visto una aparición de San Miguel Arcángel el 8 de junio de 1961. Menos de un mes después, aseguran haber recibido la visita de la Virgen del Carmen, a la que siguen más de 2.000 encuentros místicos. El párroco del pueblo, Valentín, y el miembro de la Guardia Civil, Juan Álvarez Seco, terminan implicados en un acontecimiento que los desborda, tratando de comprender dónde está la verdad. Enfrente tienen a una jerarquía de la Iglesia que está perpleja, y una multitud cada vez más creciente de personas que acude al pueblo. “Garabandal, sólo Dios lo sabe” se suma a la oferta de cine religioso desde un formato dramático no documental. 

Compartir

Comentarios