Alberto Fernández

El precandidato por el Frente De Todos

El postulante a presidente dijo que en caso de ganar las elecciones buscará "estabilizar la economía para poder crecer y pagar nuestras deudas".

Los precandidatos a presidente Alberto Fernández  (Frente de Todos) y Roberto Lavagna (Consenso Federal) se reunieron, cada uno por separado, con dos de los representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) que se encuentran en la Argentina.

En la primera reunión participó el compañero de fórmula de Cristina Kirchner, que al término de la conversación reiteró su postura de "reformular los acuerdos" con el organismo de crédito.

Además, destacó que el pacto acordado entre Mauricio Macri y Christine Lagarde "no cumplió con el propósito de reducir la deuda y la inflación, recuperar el crecimiento, generar empleo y combatir la pobreza".

En ambos encuentros con los candidatos peronistas estuvieron el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, y el representante del FMI residente en Argentina, Trevor Alleyne.

Del encuentro, que se realizó en las oficinas de Fernández en San Telmo y duró alrededor de una hora y media, participaron la mano derecha del precandidato a presidente, Santiago Cafiero (nieto del histórico dirigente peronista), y dos de los economistas más cercanos al ex jefe de Gabinete, Matías Kulfas y Cecilia Todesca.

"Manifesté mi profunda preocupación por el hecho de que, respecto de los créditos otorgados al Gobierno Nacional, ese organismo haya actuado y siga haciéndolo en abierta violación a lo dispuesto por Artículo VI del Acta Constitutiva del FMI cuyo primer párrafo dispone que 'ningún miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital'", expresó Fernández luego de la reunión.

El precandidato a presidente de Consenso Federal, el economista Roberto Lavagna, también les expresó la intención de su fuerza política de, en caso de llegar a la Casa Rosada, renegociar los plazos del pago de la deuda.

"Le dijimos a la misión del FMI que el gobierno de Consenso Federal renegociará los plazos del Stand By porque, así como están, ahogan por muchos años la esperanza de crecimiento de los argentinos", explicó el ex ministro de Economía.

"Fue una reunión sumamente amable y, yo diría, constructiva, en el sentido de dejar en claro algunos puntos y de marcar mucho que no se puede hacer política económica en Argentina ignorando nuestra situación de estancamiento tan prolongado", expresó el economista.

Compartir

Comentarios