Circunvalación Oeste

La construcción de esta nueva ruta agilizará el transito entre el sur y el norte.

El gobernador dijo que no le va a dejar esa “responsabilidad” al próximo Gobierno.La construcción de esta nueva vía estratégica tiene un costo de US$20 millones.

Las últimas jornadas en el Gobierno de la Provincia estuvieron teñidas de un clima enrarecido. Ayer asumió el nuevo jefe de Gabinete, Baltasar Saravia, en un acto en donde el gobernador JUAN MANUEL URTUBEY prefirió no nombrar a Fernando Yarade, quien renunció el martes en medio de denuncias de espionaje y amenazas a su familia.

El gobernador, además, anunció que se paraliza todo el proceso que se venía llevando adelante para la construcción de la denominada circunvalación noroeste, una ambiciosa obra que unirá la avenida Patrón Costas, en la zona norte de la ciudad, con la ruta 28, a la altura del acceso a la circunvalación oeste, completando de esta manera el tramo faltante. La obra proyectada tenía un presupuesto estimativo de entre 18 y 20 millones de dólares y un plazo de ejecución de 24 meses. La idea era construir una autopista con control total de accesos, con dos calzadas de 7,40 metros cada una, un cantero central de 2 metros e iluminación completa, en una longitud aproximada de 5,20 kilómetros. Lo llamativo es que este proyecto fue reactivado por Yarade, mientras fue jefe de los ministros.

"Tenemos el proyecto. Se abrió la licitación. Le pedí al jefe de Gabinete que hagamos los trámites para suspender el proceso hasta que llegue la nueva administración. Es una obra de mucho dinero que es prioritaria, pero yo no quiero dejarlo con una responsabilidad al nuevo gobierno que por ahí tenga otra prioridad, entonces lo vamos a dejar suspendido", afirmó.

Y luego se quejó: "Me ha tocado, cuando yo asumí, tener que pagar obras que a mi juicio no eran tan importantes porque se hacían con un sistema que primero se hacían y después se cobraban. A mí me tocó la parte de pagarlas, no de inaugurarlas, y no quiero que le pase lo mismo al futuro gobernador".

Justamente, el martes el intendente capitalino Gustavo Sáenz, quien es candidato a gobernador, se había quejado que el Gobierno provincial dejaba ya establecida la licitación de la obra, que la valuó en 1.150 millones de pesos, a pocos meses de terminar la gestión. "Será Dios y la gente quien decida quién gobernará después, pero creo que por una cuestión de respeto deberían dejarle al que venga que establezca las prioridades”, había señalado Sáenz en su programa de radio.

En diálogo con la prensa, el nuevo jefe de Gabinete, Baltasar Saravia, también se refirió a la llamativa paralización de la obra de la circunvalación noroeste. “En función de lo que venimos conversando con el Fondo Fiduciario Federal, donde estamos avanzando en algunas cuestiones, hemos entendido que era mejor (la paralización) para dar seguridad y tranquilidad a aquellos que en definitiva tienen que suceder al Gobierno de la Provincia. Es importante que puedan tomar el gobierno con absoluta libertad también, en ese sentido, que puedan priorizar”.

Autoridades nacionales, provinciales y del Ejército se habían reunido en 2018 con el objetivo de avanzar en la ejecución de la Circunvalación Noroeste.

Ya de entrada, la nueva administración que asuma luego del 10 de diciembre tendrá que afrontar lo que queda por pagar por los créditos internacionales tomados en el marco del Fondo de Reparación Histórica y el Plan del Bicentenario.

Fuente: La Gaceta de Salta

Compartir

Comentarios