Aumento de precios

Nueva actualización de precios en los combustibles

El presidente de FECAC, Gabriel Bornoroni, no descartó un nuevo aumento en el precio de los combustibles teniendo en cuenta que la carga impositiva no se actualizó el 1 de junio de acuerdo al Índice de Precios del Consumidor. El ajuste sería del 2%.




A pocas horas del inicio de un nuevo mes, la incertidumbre sobre un posible aumento del combustible, vuelve a ganar espacio entre los consumidores. 

El Presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines de Córdoba (FECAC) e integrante de CECHA, Gabriel Bornoroni, no descartó la posibilidad de una actualización en las tarifas y dijo que una de las causales tiene que ver con la aplicación del impuesto del Gobierno Nacional en los combustibles líquidos, que debería haberse aplicado en junio, pero que se decidió prorrogarlo por un mes.

Bornoroni explicó que el impuesto que aplica el Estado a los combustibles se realiza de manera trimestral (marzo, junio, septiembre y diciembre), en base a los aumentos del índice de precios al consumidor (IPC) de los meses anteriores. Este es el que se retrasó un mes y según indican desde la Secretaria de Energía no hay un cambio de decisión o de retrasar un poco más la aplicación del aumento.

"Es posible un nuevo aumento porque la carga impositiva que tiene debería haber aumentado el 1 de junio. La carga impositiva va paralela a los que son los aumentos de los combustibles, entonces en marzo, junio, setiembre y diciembre de acuerdo al Indice de Precios del Consumidor aumenta o no la carga impositiva. En junio se dio que tenía que aumentar, pero el gobierno nacional decidió trasladarlo para el 1 de julio y entonces ahora debería aumentar un 2%", señaló.

De todos modos, aclaró que habría que ver qué decisión toman las petroleras de acuerdo a la baja que hubo en el precio del dólar. "Las petroleras deben decidir si lo trasladan a precio a ese 2% de la carga impositiva o deciden absorverla", precisó. 

El dólar es uno de los factores de movilidad de las tarifas, sin embargo la estabilidad cambiaria de las últimas semanas en el país, no genera mayores movimientos.

Otro de los factores a tener en cuenta es el incremento del valor del barril de petróleo a nivel internacional a causa de la tensión entre EEUU e Irán. Además, el precio del petróleo de Texas (WTI) para entrega en agosto subió el pasado miércoles con una fuerte subida de 2,7% y quedó en 59,30 dólares, rozando así ya los 60 el barril, un alza que tiene que ver con una importante caída en el suministro de Estados Unidos los contratos de futuros de WTI.

"Entre el dólar y el valor del petróleo, la mayor incidencia es la del dólar por eso digo que ese 2% es probable que las petroleras lo absorban, pero hay que ver qué decisión toman porque los expendedores de combustibles no somos los que marcamos el precio final, sino que lo hacen las petroleras", dejó en claro. 

"Si el 1 de julio no hay aumento quedó absorbido porque el impuesto aumenta porque ya está por decreto que el 1 de julio tiene que aumentar ese 2%. Entonces va a aumentar dentro de lo que es el precio final, y las petroleras lo trasladan o no", señaló.

Cabe recordar que durante las primeras horas del mes de junio se incrementó un 1.5% el valor de todos los combustibles líquidos y desde las petroleras advirtieron que se realizaría una actualización mensual, debido a que el valor de los mismos habían quedado retrasados entre un 12 y 15%.

En este marco, las petroleras informan a los estacioneros el incremento que se aplicará unas horas antes.

Compartir

Comentarios